Cientos de pacientes con padecimientos renales dejarán de recibir sus tratamientos de hemodiálisis, al ordenar la Secretaría de Salud el retiro de la empresa responsable de proporcionarles este servicio vital, por lo que de no suministrarles a los pacientes de Yanga, Poza Rica y Tierra Blanca podrían empezar a morir.

 

Alejandro Cossio Hernández, representante de Reactivos y Químicos SA de CV, agregó que se adjudicó de forma directa un total de 109 millones de pesos por servicios de hemodiálisis a una empresa que no tiene la capacidad para atender a los miles de enfermos en el estado.

 

Se quedan sin equipos de hemodiálisis las regiones de Yanga, Tierra Blanca y Poza Rica.

 

Como resultado de la licitación pública nacional LPN-130T00000-013-19 la Secretaría de Salud adjudicó el contrato a la empresa Gifyt S.A. de C.V., filial de Esterinova de Puebla.

 

Por ello el 15 de julio dio por terminado el contrato provisional con la empresa Reactivos y Químicos SA de CV.

 

Recientemente la SSA solicitó a dicha compañía retirar sus equipos sin que la nueva empresa tenga capacidad para instalar riñones artificiales y plantas de tratamiento de agua.

 

Alejandro Cossio explicó que aunque no se ha dado cumplimiento al nuevo contrato el Juridico de servicios de Salud de Veracruz les requirió vía oficio retirar los equipos y suspender la atención por término de contrato.

 

Con ello los más afectados serán las regiones de Tierra Blanca; Cordoba- Orizaba que se atienden en Yanga; y Poza Rica que brinda servicio a toda la zona Norte.

 

“La compañía no cuenta con clínicas privadas para atender a los pacientes. Los pacientes que lleguen a su sesión no van a encontrar el servicio y no van a tener opción más que ir a clínicas privadas a Xalapa y Veracruz”.

 

Nueva empresa, sin capacidad

 

Impugnaron la decisión pues la nueva empresa no cuenta con la capacidad para atender tampoco a Veracruz, Coatzacoalcos y Xalapa.

 

Incluso quedan sin equipos de hemodiálisis el Centro de Alta Especialidad de Xalapa, el Hospital Luis F. Nachón, el Hospital de Alta Especialidad de Veracruz y el de Coatzacoalcos.

 

En la región Poza Rica quedan desprotegidos 35 pacientes, en Tierra Blanca poco más de 50 y en Yanga 20 pacientes.

 

Ya tenía quejas

 

Cabe recordar que el Instituto Mexicano del Seguro Social retiró recientemente a Gifyt S.A. de C.V. el servicio subrogado de hemodiálisis.

 

“A esa empresa jamás debieron dejarle licitar en servicios de salud por los contratos incumplidos en el IMSS. Nosotros prestábamos también servicios a quienes están en terapia intensiva. La gente que deja de recibir la hemodiálisis tiene las horas contadas”.

 

Un paciente con insuficiencia renal debe efectuarse la hemodiálisis en promedio cada 72 horas y cada tratamiento dura de dos a tres horas.

 

El servicio se ofrece en siete unidades de distintos hospitales del estado.

 

Reactivos y Químicos S.A. de C.V. brindó el servicio desde enero hasta el 15 de julio.

 

Interpusieron un recurso de inconformidad y el martes debió responder la Contraloría pero no lo hizo.

 

“Se están pasando la ley pero no les interesa la vida de los veracruzanos, de la gente más humilde con problemas de riñón y que deben estar conectados cada 72 horas. La gente se va a encontrar con que no tiene servicio”.

 

La compañía respondió que procederá a retirar los equipos e insumos pero sigue en espera de la contestación del recurso de inconformidad.

 

Laura Morales/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO