Sociedad 3.0

Ángel R. Cabada, Ver., 9 de agosto de 2019.- Después de haberse presentado este jueves ante el Congreso del Estado para denunciar las múltiples irregularidades en que ha incurrido el alcalde de Ángel R. Cabada, Arturo Hérviz Reyes, la síndica y los tres regidores de ese municipio se declararon en sesión permanente y abierta de Cabildo en el Palacio Municipal, con el respaldo de gran número de pobladores, donde permanecerán hasta que el presidente municipal comparezca para corregir las irregularidades que él mismo ha cometido.

Sin embargo, los concejales pidieron a los ciudadanos retirarse para no efectuar una toma del Palacio, aunque explican que no hay tesorero por lo cual realizaron la clausura de la Tesorería para que no sean sacados recursos de la misma.

Mediante un mensaje por video, la síndica Claudia Santamaría González, el regidor primero Juan Guillermo Uscanga Fomperosa, la regidora segunda, Mariana Parra Zapot, y el regidor tercero Anselmo González Rivera, explican que después de haber tomado ellos por mayoría la decisión de destituir al tesorero Felipe López, están exigiendo la designación de un nuevo funcionario en ese cargo y además la reformulación del Programa de Inversión 2019 porque la propuesta de inversión fue realizada sólo por Hérviz, de manera amañada, para favorecer a gente del PRD, pero ellos, que son la mayoría absoluta del Cabildo, la desaprobaron.

Cabe recordar que los ediles acudieron este jueves al Congreso y se entrevistaron con el presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín, a quien le expusieron entre otras anomalías, el desvío de 20 millones de pesos realizado por Arturo Hérviz; su decisión de instalar electricidad para su rancho, con un costo de millón y medio de pesos; la ampliación en 2 millones 600 mil pesos al presupuesto para la construcción de un estadio; el cobro de cuotas quincenales de 50 pesos a cada uno de los 200 trabajadores municipales para enviar recursos al PRD estatal; su intención de aplicar 7 millones de pesos para el programa de pisos pero sólo para afiliados al PRD, entre otras.

Los ediles clausuraron la Tesorería municipal y permanecerán en el Palacio hasta que el alcalde se presente, aseguraron. También exigen que intervenga el Congreso para conocer de estas anomalías y que el Orfis audite física y financieramente las obras realizadas, así como llaman al gobernador y al secretario de gobierno para que se interesen en los problemas de Ángel R. Cabada para evitar mayores problemas como los ocurridos en otros municipios.