Agencias / Sociedad 3.0

 

Recientemente se hizo viral en redes sociales, una imagen de un puesto de hamburguesas que siguió ofreciendo su servicio a pesar de estar a unos escasos metros de las personas colgadas en el puente de Uruapan, Michoacán.

 

Isidro García Martínez pudo ver más de cerca los nueve cuerpos colgados en el puente de Libramiento Oriente y Bulevar Industrial, en esta ciudad.

 

Isidro relata que trabajaba en su puesto de hamburguesas, ubicado debajo del puente, cuando, cerca de las 5:20 de la mañana escuchó un fuerte golpe, “como si hubieran atropellado a alguien”, comenta. El Güero, como es conocido, cuenta que al voltear vio en el piso a una persona muerta, pero él siguió en sus labores porque, dice, “el que nada debe, nada”

 

Recuerda que un par de minutos después volvió a ver y a sus espaldas ya colgaban los demás cuerpos de la gigantesca estructura de concreto. Dice que no sintió miedo ni nervios ante la escena del multihomicidio, pues admite que en su infancia fue víctima de violencia, y no es algo que le impresione.

 

“En realidad, para mí fue muy poco lo que me tocó ver, porque simplemente yo estoy en mis labores, en mi trabajo”, platicó a periodistas del Universal mientras acomodaba su puesto y comenzaba su jornada para vender hamburguesas y hot dogs.

 

Detalla que cuando escuchó el ruido de otro de los cadáveres que cayó ya no hizo mucho caso. “Yo seguí en mis labores, casi sin voltear, y fue muy poco lo que observé”. Y agrega: “Ya al rato vi que había un colgadero de cadáveres dondequiera y demás tirados, pero yo me enfoco en mis cosas y que ruede el mundo”.

 

 

Con información de El Universal