Por la ineficiencia y corrupción de las administraciones de Fidel Herrera, Javier Duarte y Miguel A. Yunes Linares, Veracruz refrenda su campeonato nacional en el crecimiento del números de personas catalogadas como pobres en el periodo 2008-2018, con un incremento de 1 millón 210 mil personas, con esta cifra suman 5 millones 089 mil veracruzanos que se encuentran en esta lamentable condición.

En términos relativos nuestro estado conserva el lugar 29, tanto en grado de pobreza general (61.8%), como en la extrema (17.7%). La población de este último concepto suman 1 millón 458 mil veracruzanos, que técnicamente pasan hambre. Solo estamos arriba de Guerrero (23.0%), Oaxaca (26.9 por ciento) y Chiapas (28.1%).

 

Desglosando el incremento de la población pobre por periodo de gobierno, con Fidel aumentaron con esta nueva metodología del Coneval (carencias y rezagos) en el periodo 2008-2010 en 569 mil. Para mala fortuna se reeligió en la persona de Duarte (2010-2016), y como siempre: el hijo supera al padre, la pobreza general creció 602 mil. Con el gobierno de Yunes de solo dos años, para bien de Veracruz (2016-2018), el crecimiento fue de 39 mil. En esta última administración se esperaba mejores resultados, por el apoyo desproporcionado que Peña Nieto proporcionó en materia de Participaciones, lamentablemente se canalizaron a gasto corriente, no a infraestructura, por lo tanto no existió crecimiento económico.

 

Con este breve panorama la administración de Duarte pasará a la historia como ejemplo de una degradación profunda. La extorción y la violencia, corrupción e ineficiencia fue su sello.

Alejandro Soto Domínguez