La diputada local del PAN, Nora Jessica Lagunes Jáuregui, dijo que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación dejaron “muy abierta” la posibilidad de que una menor puede solicitar un aborto en instituciones de salud sin necesidad de presentar una denuncia previa.

Por esta razón afirmó que el Sector Salud debe de ser cuidadoso en atender resoluciones del máximo tribunal del país.

Este lunes la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) protegió el derecho de niñas y mujeres víctimas de violación a acceder a la interrupción legal del embarazo, planteando que pueden solicitarla en cualquier institución de salud sin necesidad de presentar una denuncia.

Lo anterior al declarar constitucional la modificación, que quedó como NOM-046-SSA2-2005, la cual establece que basta con que las víctimas manifiesten bajo protesta de decir verdad verbalmente o por escrito que fueron agredidas sexualmente para que se les practique el aborto en cualquier institución de salud pública.

Lo anterior sin necesidad de presentar una denuncia previamente u obtener autorización judicial. Además, en el caso de niñas menores de 12 años, la solicitud se realizará por conducto de sus padres, o a falta de estos de su tutor.

No obstante esta resolución todavía debe de ser regresada a un ministro de la mayoría, para que presente un nuevo proyecto en el que se analicen otros argumentos planteados en contra de esta disposición general.

Lagunes Jáuregui subrayó que siempre será importante comprobar los dichos de las víctimas y sobre todo que ninguna sea obligada a abortar por alguien que se dice su tutor, en el caso de las menores.

“Creo que es un tema sumamente delicado, a nivel personal me preocupa la aplicación y lo abierto que dejaron esto; a mi punto de vista es algo irregular. Imagínense que a una niña la pueda acompañar cualquiera y decir que es su tutor; es un tema delicado que no se le pueda consultar su dicho antes de hacerlo (un aborto)”.

Reconoció que ella siempre estará a favor de la vida y por esta razón la aplicación de los fallos se tiene que vigilar en las instituciones de salud.

“Es delicado; yo sé que es un tema que ya resolvió la Suprema Corte y se tiene que acatar pero se tiene que regular que una niña puede acudir y que no puedan comprobar su dicho”, insistió.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO