¿Se acuerda usted del padre de Eddie? El señor que vio a su hijo abatido en Ecatepec y que se tiró al suelo para abrazarlo y lamentar su muerte. El joven robó un negocio de caldos de gallina, pero antes había asaltado un camión repartidor de gas. Tratando de huir los policías abatieron a Eddie. En el funeral uno de los hermanos del joven disparó un arma larga y juró vengar la muerte de su hermano.

Pues resulta que la Procuraduría General de Justicia del estado de México detuvo al padre y uno de los hermanos de Eddie, quienes tienen una orden de aprehensión por robo. De aquí entendemos lo que dice el dicho: “Hijo de tigre, pintito”. De dónde aprendió las mañas el muchacho, pues del padre.

La procuraduría mexiquense pide a los ciudadanos que si reconocen a estos sujetos como causantes de un delito que los denuncien, porque ya sabe cómo anda la justicia en México, lo más posible es que paguen una fianza y salgan a la calle nuevamente a delinquir; hasta que le maten otro hijo al señor y se ponga a llorar otra vez por su muerte.

LBP Noticias