El Gobierno de México descartó algún riesgo de sufrir una epidemia de sarampión, como se alertó en otros países del mundo.

De acuerdo con Excélsior, el director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, Ruy López, explicó que en el país se compraron 3.5 millones de vacunas tripe viral, que empezarán a ser distribuidas en diciembre.

Aunado a ello, el programa de vacunación que ha promovido el sector salud mexicano por años hace difícil que se propague la enfermedad, pues el sarampión es uno de los padecimientos cubiertos.

Excélsior./ AGENCIA IMAGEN DEL GOLF