Lamentables los hechos de negligencia médica y ética profesional cometidos por profesionistas de la salud. Esto lo decimos por diversas acciones que vienen sucediendo en el hospital general “Amigo del niño y de la madre”, ubicado en la ciudad de Palenque, Chiapas. El día domingo 11 de agosto de 2019, el señor Manuel Hernández Silvano, originario del municipio de Ocosingo, Chiapas, llevó a su esposa al hospital quien ya se encontraba en trabajo de parto. Acudieron a ese nosocomio, lejos de su hogar, ya que en la región de la selva lacandona los fines de semana no se cuenta con los servicios médicos que el pueblo requiere.

Sin embargo, a las 12:00 horas, trabajadoras del hospital le notificaron que su bebé, de apellidos Hernández Cruz, había fallecido por asfixia momentos después del parto. Asimismo, una funeraria les ofreció sus servicios y trámites correspondientes para poder trasladar el cuerpo del pequeñito a su localidad, por lo que aceptaron pagar dichos servicios. Pasado el mediodía les fue entregado el ataúd con el documento de defunción firmada por el doctor, Carlos Daniel Avendaño Mayorga.

Desgraciadamente, al llegar a su localidad los padres se llevaron una triste sorpresa, al abrir el ataúd sólo encontraron basura envuelta en una sábana, por lo que regresaron nuevamente al hospital para recibir una explicación sobre lo ocurrido. El padre señaló que pedirán a las autoridades inicien un proceso legal y se aclare qué fue lo que le ocurrió a su recién nacido, y si es que falleció como mencionaron; ¿dónde quedó el cuerpo del bebé?

LBP Noticias