Las quejas contra la Comisión Federal de Electricidad no cesan porque continúan las prácticas lesivas a la economía de los usuarios a causa de cobros indebidos y descuido en la infraestructura que abastece a las viviendas, acusó Marco Antonio Moncayo Parra, presidente del Movimiento Renovador Democrático.

A los cobros desmedidos se suman los apagones en esta temporada de lluvias, pues debido a las descargas eléctricas se dañan los transformadores y dejan a oscuras a muchas colonias en la ciudad de Veracruz y en distintos municipios.

Sin embargo dijo que hay cosas peores.

“Aparte del mal servicio que da la CFE, está subiendo tarifas en algunos lugares. Los apagones están viejos, no hay cambio de detonador y eso hace tronar y produce apagones. Antes pasaban cuadrillas de la CFE limpiando los transformadores con mangueras y chorros a presión. Ahora ni eso se ha visto aquí en Veracruz, sólo falta de limpieza, malas reparaciones, transformadores caducos.

“Ahí dice que hubo un gran margen de utilidad que tuvo la CFE, pero no invierten. Por qué herir a las personas que pagan, por qué les suben. Algunos medidores detonan a veces más; pensamos que los manipulan cuando les toman la lectura, genera una sobrecarga y el problema se agrava”, señaló Moncayo Parra.

Afirmó que la problemática se ha abordado con las instancias correspondientes, pero no se ve algún resultado y eso provoca que la Comisión Federal de Electricidad sea una de las áreas con más quejas ante la Procuraduría Federal del Consumidor, si no es que la mayor causante de inconformidades.

El activista añadió que los organismos operadores de agua potable también generan malestar de los usuarios y por eso se busca que los concesionarios se pongan las pilas y dejen de ‘exprimir’ a las familias a base de tarifas tramposas y ardides que en cualquier otro país ya habrían llevado a costosas multas y otras sanciones.

HeladioCastro/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO