El alcalde de Tuxpan, según testimonios que se encuentran en la carpeta de investigación sobre el caso de la muerte de Celestino Ruiz Sánchez, trató de calmar las cosas con el periodista aportando 10 mil pesos para los daños a su auto. El intermediario fue José Luis Poceros, dueño del Gráfico de Xalapa. ¿Usted se imagina que esta intermediación la haya ejercido de gratis Poceros? Lo más seguro es que a Poceros le hayan ofrecido 100 mil o 200 mil pesos para acallar a su corresponsal, y él haya pensado que de ese dinero pues le podía salpicar unos 10 mil pesos a Celestino.

Personas que trabajaron con Poceros saben que es capaz de eso y más. “Debes desistirte de las denuncias y dejar de publicar contra el alcalde de Actopan”, le dijo Poceros a Celestino, pero Celestino no accedió y de seguro le echó abajo el negocito a Poceros. Paulino quería pagar por los daños causados al vehículo del periodista, cuando todavía no se sabía quien había causado esos daños; aunque si el alcalde quería pagar esos daños, tal vez él se sentía culpable.

José Luis Poceros tendrá que ser confrontado con Paulino. A lo mejor el alcalde recuerde la cantidad que ofreció se le entregara a Paulino y no concuerde con la que Poceros ofreció a Celestino. Entonces se podría dar cuenta Paulino Domínguez que el intermediario es en parte responsables de la muerte de Celestino.

LBP Noticias