* Mil pesos por Oficial

Por Iván Calderón

  Mientras el alcalde del puerto de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, se ha enfrascado en una lucha de si son correctas o no las pintas de los pasos peatonales con el color del arcoíris, en apoyo a la comunidad LGBT o se entretienen en diversos asuntos administrativos, los de la 4T ya se le anda colando en su municipio.

  Le explico.

  Hace unos días, el Gobernador Cuitláhuac García, los diputados Ricardo Exsome Zapata,  Juan Javier Gómez Cazarín, y diversos funcionarios más, acudieron a la colonia Adolfo López Mateos a dar el banderazo para la pavimentación de calles con concreto hidráulico y asfalto que le vendrá a cambiar la vida a los habitantes de esa zona, con una inversión inicial de más de 27 millones de pesos.

  Y no solo eso, el mandatario anunció más obras y acciones de ejecución directa por parte de la SIOP en esta población, tirando así las declaraciones de “FerYu” sobre que el Gobierno del Estado no había invertido “ni un solo peso en Veracruz”.

  Eso sí, seguramente los azules y morenos mantendrán distancia política, y ya se verá de que “cuero salen más correas”. Si bien el primer edil asegura que estas obras ya estaban gestionadas desde el pasado bienio, parece que está mintiendo y finalmente el beneficio político recae en quién las ejecuta.

  Se tiene que decir, si los operadores del Movimiento de Regeneración Nacional aprovechan esta coyuntura en el puerto, puede que den la sorpresa en las elecciones intermedias en lo que es la “joya de la corona del Yunismo”, pues aunque se presuma que Fernando Yunes es uno de los mejores alcaldes aprobados por la sociedad (según encuestas), la realidad pinta diferente, ya que como suele suceder su administración le está apostando “a los rostros bonitos”, olvidándose por completo de la zonas marginadas de esta localidad.

  Con lo anterior, resulta verdaderamente increíble que el Ayuntamiento con mayor presupuesto de toda la entidad, existan aún calles sin pavimentar,  vaya ni que decir de los miles de baches que día a día denuncian los porteños en redes sociales.

  Puede que no toda la culpa sea de Yunes Márquez sobre el total abandono a los porteños, finalmente los anteriores gobiernos contribuyeron con ello. Sin embargo su falta de empatía y compromiso con las colonias populares, donde creyeron en él, será inequívocamente el caldo de cultivo perfecto para que MORENA reafirme su posición y operación, todo radicará en la capacidad que tengan de hacer el “trabajo terrestre” con la gente.

  Lo cierto es que ya se ve venir que los de Movimiento de Regeneración Nacional van con todo para quitar el azul y pintar de guinda a los jarochos. Caray, ¿les durará muy poco el gusto a los Yunes haber ganado el puerto de Veracruz?

  Ya se verá.

POR CIERTO, nos cuentan que precisamente la fiesta donde el diputado Nahúm Álvarez, se sintió “muy fifí”, tomando whisky de casi 5 mil pesos por botella, fue costeada por todos los Oficiales de Registro Civil, quienes a entregaron $1000 pesos cada uno para el festejo a su Director General, lo feo del caso es que ni los dejaron entrar, siendo solamente testigos de la opulencia que tanto criticaron en el pasado y ahora son parte de ella.

  Servidos.

@IvanKalderon

ivancalderonflores@nulloutlook.com