Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 

 

“Pueblos libres, recordad esta máxima: Podemos adquirir la Libertad; pero nunca se recupera una vez que se ha perdido”.  Jean-Jacques Rousseau (1712 – 1778)…

 

Hace 70 años China era una nación atrasada intentando salir adelante; y lo que más exportaba, eran chinos.  De hecho lo hizo durante muchísimo tiempo.  En la fiebre de oro de California y el tendido de las vías férreas intervinieron manos chinas…

 

Pues hoy, esa nación otrora exportadora de mano de obra; como parte de la guerra comercial en la que por lógica sabemos quien va a salir perdiendo, es capaz de soportar aranceles del 10% por la fabulosa cantidad de 300 mil millones de dólares que el Abominable hombre del peluquín rubio les acaba de imponer a todos sus productos…

 

El Reino Unido y la UE con todas sus diferencias internas, pero ya pintaron su raya y declararon que no se solidarizan con las sanciones yanquis y van a seguir teniendo relaciones con China, con Rusia, con La India y con Irán.  Bueno; hasta Turquía se les está saliendo de control…

 

Y por si algo faltaba a todo esto, entre Japón y Corea del Sur, sus dos fuertes aliados en Oriente, traen serias diferencias que, dados los antecedentes históricos de animadversión hacia el Imperio del Sol Naciente, es un hecho preocupante por sus repercusiones comerciales…

 

Hace no muchos ayeres, nuestro vilipendiado México era conocido como “El Cuerno de la Abundancia”.  Hoy somos tan dependientes, que nuestro Gobierno se espantó y se humilló cuando el Abominable amenazó con un 5% de aumento a los aranceles.  Y tuvo que doblegarse porque los mexicanos no estamos acostumbrados al sacrificio.  A la pachanga sí; pero no al esfuerzo y menos al sacrificio…

 

Los detractores, que nunca faltan, vociferan por las carencias que viven en Cuba con el aborrecido socialismo; y ahora los Venezolanos que se están muriendo de hambre también por causa del obsoleto sistema de gobierno que los quiere ver a todos iguales…

 

Pero ni los cubanos, desde hace más de 50 años, ni los venezolanos, están así, con tantas carencias, porque sean indolentes o por el socialismo; sino porque les han robado sus riquezas y los han bloqueado para que las naciones que producen lo que necesitan, no comercien con ellos, so pena de desobedecerlos.  Pues entonces ellos serían sancionados…

 

Quiero ver qué van a hacer los fifís de nuestro México cuando no encuentren sus cremas para las arrugas y sus tónicos para la calvicie en sus centros comerciales preferidos; donde hay hasta casas de juego, van a solidarizarse en aras de la dignidad de la Patria; como lo están haciendo los cubanos y los venezolanos…

 

Cuando lo cierto es que nuestros fifis no pueden dejar de ir a sus lujosas tiendas; ni siquiera para protestar porque tan abusivamente les cobran hasta el estacionamiento…

 

Los cubanos y los venezolanos, desde otro punto de vista, han soportado las carencias.  Que muchos se han ido y se siguen yendo; es cierto.  Son los que no las han podido soportar.  Y está bien.  Todo mundo tiene derecho a decidir cómo es que quiere vivir su vida…

 

Hay quien ama a su tierra y está dispuesto a sacrificarse en aras de la Libertad; y hay quienes no la aman lo suficiente y prefieren ser humillados pero vivir confortablemente a ser digno, pero con carencias. Y cada cual decide…

 

Aquí hay quien aprueba el nuevo gobierno y hay quienes están en contra.  Lo que es innegable, es que hemos perdido la Libertad y estamos entrelazados con el mundo de tal manera, que el anuncio del aumento a los aranceles chinos por parte de Washington, afectó al peso y a la BMV.  ¡Vaya soberanía!

 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.