La cárcel de Santa Martha Acatitla fue inaugurada por el entonces jede de Gobierno del DF, Andrés Manuel López Obrador. Dicho penal fue inaugurado el 29 de marzo de 2004 y tiene un área de construcción de 34 mil 500 metros cuadrados y su arquitectura es de tipo Octagonal, como muchas de las prisiones en los Estados Unidos. El edificio cuenta con una capacidad para mil 600 reclusas, sin embargo, actualmente están recluidas alrededor de mil 800 presas, y es considerado como el centro femenil de readaptación social más grande de América Latina.

En la actualidad, en este penal se encuentran algunas reclusas de renombre, con las que posiblemente Rosario Robles, tendrá contacto y convivencia, por así decirlo. Una de ellas es Juana Barraza Samperio, conocida como “La Mataviejitas”, quien cometió entre 42 y 48 homicidios a mujeres de la tercera edad en la Ciudad de México, por lo que fue sentenciada a 759 años de prisión. Ahí mismo está esta Mónica García Villegas, dueña y directora del colegio Rébsamen, acusada de la muerte en el sismo del 19 de septiembre de 2017 de 26 personas, de los cuales eran 19 menores de edad.

También está Esperanza Gutiérrez, quien presuntamente participó en el homicidio de dos ciudadanos israelíes en la plaza comercial Artz, y quien se encuentra ahí desde el 27 de julio del año en curso. Vale señalar que en este mismo penal estuvo Sandra Ávila Beltrán, la famosa “Reina del Pacífico”.

De acuerdo con información de la subdirección de Servicio Penitenciario las estancias cuentan con camas literas, sanitario con regadera, baños, espacio para lavado y barras que las mujeres utilizan en algunos casos como cocinetas. Por supuesto, Rosario Robles, aunque se diga lo contrario, tendrá privilegios, como los tienen todos los que en la cárcel tengan dinero para comprarlos.

LBP Noticias