El libramiento ferroviario de Veracruz se encuentra en la etapa final, está por concluir la conectividad de las dos líneas (Ferrosur y Kansas) en la localidad de Santa Fe, para comenzar a operar a inicios de 2020.

 

Jorge Baños Illana, subgerente de Desarrollo y Ejecución de Proyectos de la Administración Portuaria Integral de Veracruz, expresó que se trata de 19.5 kilómetros que unen desde Santa Fe hasta la expansión del puerto y la Zona de Actividades Logísticas.

 

La modernización del recinto exige conectividad para dar fluidez al movimiento de mercancía, por ello se espera que en breve quede listo el libramiento.

 

“Daremos oportunidad a las dos líneas ferroviarias, cosa que antes no se daba y estamos generando competitividad”.

 

Se estima que a inicios del próximo año comience a funcionar la infraestructura ferroviaria  que permitirá un mayor traslado de mercancía.

 

Se trata de una doble vía que conecta la instalación portuaria con la red ferroviaria nacional.

 

“Actualmente una de las compañías tenía que ponerse de acuerdo con la otra para meter sus productos al Puerto de Veracruz entonces con este libramiento de doble vía ambas compañías podrán entrar. Con ello estamos generando agilidad para mover contenedores, vehículos, graneles”.

 

Terminal de fluidos

 

Además a finales de año deberá quedar lista la terminal de fluidos y las otras cuatro entrarán en funcionamiento en el primer trimestre de 2020.

 

Recordó que el primero de julio se recibió el primer buque con carga comercial en la Terminal de Contenedores, luego de dos años de obra en lo que anteriormente era la Bahía Vergara.

 

En la primera etapa se contempla la operación de cinco nuevas terminales, la primera en entrar en funcionamiento fue la de ICAVE que se trasladó del puerto actual al nuevo, adicionalmente se trabaja en la de Fluidos, Carga Suelta, Granel Agrícola y Mineral.

 

“Las cuatro adicionales a la de contenedores son totalmente nuevas, son empresas que vienen de distintas partes del país. De Querétaro es la de granel agrícola, de Yucatán la de granel mineral, de México la de fluidos. Son empresas que van a generar empleos con su llegada a Veracruz y hacer que la economía se vuelva dinámica en la primera etapa”.

 

Se contempla una terminal satélite que estará en la punta de la escollera norte que tendrá una vía ferrea y una vialidad.

 

La obra deberá quedar lista para 2024 y posteriormente iniciará la segunda etapa con una nueva escollera, más terrenos ganados al mar y profundización de canales de navegación.

 

“El puerto se está construyendo en terrenos ganados al mar, aproximadamente 180 hectáreas de terreno en los cuales se construyen las terminales y patios de almacenamiento para mercancía. Existe una etapa intermedia entre la 1 y la 2 que es construir una terminal satélite”.

 

Hace más de un año concluyó la escollera poniente de la bahía norte, falta la sur que forma parte de la segunda etapa.

 

La barrera norte tiene 4.2 kilómetros de longitud, siendo la más larga de Latinoamérica para la cual se utilizaron más de 8 millones de toneladas de piedra para construirla y da abrigo a los primeros terrenos ganados al mar.

 

Proyecto completo

 

La segunda etapa está programada a terminarse en 2030, con ello estará completo el proyecto de modernización.

 

Baños Illana hizo énfasis que en su momento hicieron adecuaciones presupuestales para no tener atrasos por falta de dinero.

 

Incluso se adelantaron los concursos públicos para la construcción de terminales con inversión privada.

 

Con la puesta en marcha de la terminal de bahía norte APIVER comenzará a captar mayores ingresos.

 

Hay que recordar que API trabaja con recursos propios, es decir, con los recursos que genera por la recepción y operación de los buques da mantenimiento y crece en infraestructura.

 

“Si ahora vamos a tener mayor recepción de buques también habrá más recursos para seguir invirtiendo”.

 

Laura Morales/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO