En algunos municipios de las zonas indígenas del estado, sigue habiendo mujeres menores de edad o muy jóvenes que se sienten presionadas para casarse.

De acuerdo con la directora general del Instituto Veracruzano de Asuntos Indígenas (IVAIS), Xóchitl Molina González, aunque ya son pocos casos, aún persiste.

“Hay todavía algunos ejemplos mínimos pero en realidad sí hemos avanzado, salud, educación, las autoridades, DIF, hemos entrado a concienciación y reeducación para estos pueblos”, dijo.

La funcionaria refirió que hace algunos años las jóvenes de 20 años se consideraban “quedadas” por no haberse casado y esa idea se ido poco a poco erradicando.

Algunos de estos se han identificado en el Totonacapan así como en las altas montañas y algunos municipios del sur, “hay uno o dos ejemplos, no tantos pero ya las cifras cambiaron”.

“Es vergonzoso esto porque yo vengo de una comunidad indígena, y nosotros ya a los 20 años éramos quedadas, papá y mamá te decían: yo no quiero hijas quedadas y a los 19 años nos estábamos casando y ya estábamos pasándonos”, dijo.

No obstante insistió en que, aunque en este momento sigue habiendo casos así, son mínimos, por lo que esa problemática seguirá siendo atacada.

“Para que se dignifique y podamos entrar a una concienciación de dignidad para la mujer”, dijo.

Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO