En un caso similar al de Ángel R. Cabada, donde 4 de los 5 ediles denuncian las arbitrariedades del alcalde Arturo Hérviz Reyes, un total de 6 de 7 ediles del Ayuntamiento de Alvarado acudieron al Congreso del Estado para afirmar que existe un “foco rojo” en la demarcación.

Al respecto, advirtieron que se podrían registrar actos violentos como los que ocurrieron en Mixtla de Altamirano que derivaron en el asesinato de la ex alcaldesa, Maricela Vallejo.

Josefa Fuentes Santos, síndica única del ayuntamiento, señaló que temen por su vida luego de las declaraciones del alcalde, Bogar Ruíz Rosas, quien los acusó de estarlo extorsionando para subirse el sueldo y de estar presuntamente aliados con el secretario de Gobierno, Eric Cisneros, para desestabilizar el municipio.

“Eso es una falta de respeto y una gran mentira; no tiene por qué involucrar a más personas”, declaró.

Insistieron en que el municipio “es un foco rojo”, requiriendo seguridad en caso de ser necesario para garantizar su integridad.

“Es un foco rojo, hay desprestigio e injurias de que extorsionamos al alcalde; quien pueda investigar que lo haga, pedimos la intervención del Congreso”.

La síndica recordó que hace unos días hizo observaciones de que el SAT la citó y le informó que se estaba descontando el ISR a los trabajadores sin entregar el dinero, algo que también ocurría con una financiera con la que empleados contrataron algunos créditos.

En ese sentido refirió que el municipio atraviesa un “problema grave”, no obstante ante la inconformidad evidente del alcalde temen que ocurran hechos violentos como los de Mixtla de Altamirano.

“No se vale que te traten de corrupta, temo por mi vida, la de mi familia y la de mis compañeros. Necesitamos que las autoridades tomen cartas el asunto”, pidieron los ediles en entrevista luego de la sesión de la Diputación Permanente.

Xalapa- 2019-08-1419:30:51- Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO