¿Recuerda usted a la menor de edad que denunció haber sido violada por cuatro policías en la alcaldía de Azcapotzalco? Pues resulta que la familia de la joven no ha acusado directamente a los policías porque temen represalias por parte de ellos. Y es que los mismos vecinos reportaron que luego de lo ocurrido “policías pasaron a recoger los videos” de algunas casas o negocios que pudieran haber captado la presunta violación.

Pero algo no les pareció correcto, pues los policías les dijeron que no debían comentar nada porque el asunto era un tanto delicado. Los vecinos no están seguros de que los videos sean utilizados como evidencia para ver lo que en realidad pasó, antes bien creen que los videos que muestren la culpabilidad de los uniformados serán desaparecidos.

De hecho, los policías que han sido detenidos ya declararon que ellos no cometieron la violación, sino que encontraron a la joven en estado de shock, y que seguramente los jóvenes que le dieron un aventón a su casa fueron los que cometieron el delito.

LBP Noticias