Números Rojos

Brenda Caballero

Pensar que la detención de Rosario Robles Berlanga es creer que ahora sí habrá justicia en México, es como suponer que cualquier ex gobernador o ex funcionario devolverá de manera voluntaria lo que se robó durante el ejercicio de poder.

La noticia pudiera impactar entre los mexicanos, sin embargo a la mayoría nos hace pensar que es parte del show. Rosario pudiera ser la punta de la madeja de la llamada Estafa Maestra, donde intervinieron un sinnúmero de políticos y hasta académicos; sin embargo, su detención más bien pareciera mediática.

Ya lo dicen los especialistas jurídicos, el delito que le imputaron no amerita prisión preventiva, por lo tanto se violenta el libre proceso y saldrá libre. Aunque el argumento del juez para la prisión fue que podía huir, razón por la que se fue directito a una celda de Santa Martha Acatitla.

Sin embargo, nos cuesta creer que habrá justicia, y más cuando tenemos de antecedente el caso de la negociación del ex gobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa.

Un amigo me decía que buscará el amparo en un par de meses, pagará fianza y saldrá libre.

Algunos más relacionan el caso con una venganza del Presidente hacia ella y Carlos Ahumada. Esto ante su traición y alianza con Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, la vinculación a proceso no recae en el Poder Ejecutivo, sino en el Poder Judicial, y ése debemos entender que es independiente y que no representa a la 4T; por lo tanto, la vinculación a una venganza política no aplicaría. A menos que…

Bueno, ya lo veremos, ya que si se quiere hacer justicia, aparte de Rosario deberán caer otros once varones vinculados a la Estafa Maestra que ampara un desvío de 7 mil 670 millones 77 mil 500 pesos como son: Gerardo Ruiz Esparza (SCT), Enrique Martínez y Martínez (Sagarpa), Emilio Lozoya Austin (Pemex), Alfredo del Mazo Maza (Banobras), José Reyes Baeza Terrazas (Fovissste), Emilio Chauyffet Chemor (SEP), Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez (RAN), Enrique Sánchez Cruz (Senasica), Idelfonso Guajardo (SE) y Alfredo Llorente Martínez (INEA), este último, oriundo de tierra veracruzana.

¿Vincularán a proceso a todos? ¿Habrá justicia? Disculpe usted mi incredulidad, pero creo que no llegará la justicia que tanto ansiamos los mexicanos, y mi opinión se basa en que si de verdad se quisiera hacer justicia lo primero que se tendría que hacer es revisar nuestro sistema de justicia penal acusatorio, reestructurarlo y entonces sí, quitar todos los vacíos de ley que permiten la impunidad en nuestro país.

Incluso mucho tiene que ver la reciente aprobación de ley de Extinción de Dominio, pues ¿Qué puede desearle el pueblo a un funcionario corrupto? ¡Definitivamente que le quiten los bienes que se robó!

Esta “estrategia” me hace recordar lo sucedido en el gobierno yunista, con los bienes recuperados, donde “incautaron” algunos bienes a funcionarios duartistas, específicamente a Édgar Spinoso Carrera. Yunes Linares le aplicó la extinción de dominio, pero sin ley.

Sin embargo, ahora es diferente… con la Extinción de Dominio aprobada en su mayoría por los Congresos, la ley les caerá encima y la estrenarán sin lugar a dudas con Rosario Robles Berlanga, aunque no será la única a la que se le incauten sus bienes considerados adquiridos con dinero derivado de actos de corrupción.

Aquí no importará si la Ley de Extinción de Dominio violenta la presunción de inocencia y arriesga el derecho fundamental del respeto a la propiedad privada, lo importante es que se puedan confiscar bienes para el Instituto Para Devolver al Pueblo lo Robado y éste a su vez pueda aplicarlos en grupos vulnerables.

Sin duda, una medida que dejará a un pueblo contento después del hartazgo de la impunidad.

caballero_brenda@nullhotmail.com

@NumerosRojos_BC