Los despidos de empleadas domésticas podrían incrementar a raíz de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que deberán contar con seguridad social.

Gustavo Sandoval Arcos, presidente del Colegio de Abogados Laboralistas del Estado de Veracruz, admitió que al implementarse la obligatoriedad de las prestaciones para dicho sector habrá de transcurrir tiempo para que el esquema funcione óptimamente.

En tanto podrían incrementar los despidos injustificados.

“Cualquier trabajador al ingresar a prestar sus servicios es obligación del patrón darlos de alta en el IMSS pero en muchos casos no los dan de alta, en ese caso el trabajador debe ir al IMSS y pedir que vaya un inspector a verificar que presta sus servicios a ese patrón o empresa y se ejercerá el derecho para que lo inscriban”.

Cabe mencionar acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el 99 por ciento de las trabajadoras del hogar en México carece de un contrato laboral que las respalde, por lo tanto no tienen prestaciones de ley.
Anteriormente era opcional el brindarles mejores condiciones, ahora es obligatorio.

Falta que la Suprema Corte de Justicia emita los lineamientos a seguir y que en el camino se afinen los detalles que vayan surgiendo

“Hay personas que prestan servicios en 2 o 3 casas a la semana, tienen varios patrones, hay empleados domésticos que incluso viven en la casa de sus patrones, pero hay otros que hoy limpian una casa y mañana limpian otras, habrá que ver cómo se reglamenta eso y la Corte deberá de sentar los criterios para resolver esas dudas”.

Según el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (Inegi), 2.3 millones de personas se dedican al trabajo del hogar remunerado y de estos, 9 de cada 10 son mujeres que por ley deberán de ser dadas de alta al Instituto Mexicano del Seguro Social.

Quienes no reciban la prestación pueden acudir ante el IMSS a presentar la queja.

Laura Morales/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO