En la entidad veracruzana hay al menos 300 mil habitantes transgéneros y transexual que buscan la oportunidad de ser votados.

Jazz Bustamante, presidenta de la Agrupación Soy Humano A.C, acusó que existen vacíos legales para lograr la paridad de género en las elecciones.

Citó de ejemplo al estado de Oaxaca donde hombres se hicieron pasar como transexuales para obtener candidaturas, “creo que el caso de Oaxaca se puede repetir en algunas partes del país en cuanto algunas cuotas de género, creo que es preocupante de cómo tú compruebas qué es una persona transgénero o transexual, una de las cosas muy importantes a qué se compruebe que por lo menos un año hayas vivido y te hayas asumido como una persona contrario al sexo de tu nacimiento”.

Además que no son contemplados en los partidos políticos para obtener puestos de elección popular, se encuentran imposibilitados en los estados para cambiar de nombre y sexo.

Por ello llamó al Instituto Nacional Electoral a mejorar el “protocolo trans” afín que puedan tramitar la credencial de elector con la imagen física que adoptaron independientemente de su sexo.

“El protocolo quiere decir si en mi credencial dice Juan, pero yo me asumo Rubí y mi expresión de género es femenina que no me obliguen a quitarme aretes, a quitarme maquillaje y a discriminarme, que a la hora de nombrarme digan mis apellidos y no Roberto Bustamante Hernández, cuando Roberto va con unos implantes de mama y va muy feminisado y se asume como una mujer o viceversa”.

Insistió en que faltan espacios para que las personas transexuales puedan ocupar cargos públicos y ser votados.

Laura Morales/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO