En Sinaloa se acaba de aprobar una ley que prohíbe a los padre o tutores pegarle a los niños y adolescentes; en las redes sociales la apodaron como “ley chancla” o “ley antichancla”. Recuerda usted ¿qué era lo que pasaba cuando se portaba mal o hacia algo indebido?, seguramente su mamá lo reprendía, usando el método que muchas mamás mexicanas ocupaban antes, pegarle con la chancla hasta que entendiera.

Pero ahora en Sinaloa, el Congreso acaba de aprobar una ley que evita que los padres o tutores o la persona que se haga cargo del niño, pueda ejercer algún castigo físico a niños, niñas y adolescentes. El Congreso argumenta que «la violencia familiar no se justifica en ningún caso como una forma de educación o formación hacia el menor, pues cualquier acto de violencia riñe con la dignidad humana y el derecho del niño a ser protegido en su integridad personal».

Es por ende que se reformó la fracción VIII del artículo 83 de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de Sinaloa; la ley ya reformada quedó de la siguiente manera: «Abstenerse de cualquier atentado contra su integridad física, psicológica o actos que menoscaben su desarrollo integral; así como de ejercer cualquier tipo de violencia en su contra, en particular el castigo corporal. El ejercicio de su patria potestad, tutela o guarda y custodia no podrá ser justificación para incumplir la obligación prevista en la presente fracción». Adiós a los golpes con la chancla.

LBP Noticias