Culpas de la democracia, o de la tómbola

Todos de MORENA, una senadora se declara mariguana confesa, una diputada apenas balbucea cuando lee, otro confunde la historia con el cuento, y el doctor Juan Mireles surgido a la fama nacional en su carácter de autodefensa en Michoacán, ahora, interpretando el papel de subdelegado del ISSTE en aquella entidad, comete un segundo improperio, el primero al calificar de «pirujas» a parejas de derechohabientes, ahora al decir “nalguita” para referirse a una mujer. Obligado por la presión social y la presidencial Mireles se disculpa, sin embargo, sus dislates pasan al libro del anecdotario de un Movimiento político y social que en el registro de nuestros tiempos conocemos como “La Cuarta Transformación” en su etapa temprana, todavía no sabemos cómo quedará registrada en los anales del México histórico, pero con este tipo de militancia es obvio que necesita depurar sus filas.

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar