Se disculpa el obispo.

Recién pasó la jornada electoral el obispo de Culiacán expresó que el matrimonio gay “es un error garrafal, otro engaño más, no será que anda buscando gavioto en lugar de gaviota, no me extraña”, en referencia al presidente Peña Nieto. Presionado por su jerarquía el obispo se disculpa por su dicho y lamenta haberlo externado; el horno no está para hacer bollos, y si bien la cúpula eclesiástica está molesta por la iniciativa presidencial, reconoce que no es este el momento para atizar aún más la hoguera.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar