Miles de personas protestan contra Donald Trump

Spread the love
NEW YORK, NY - JANUARY 19: People gather outside the Trump International Hotel in Manhattan to protest against Donald Trump on January 19, 2017 in New York City. Trump will be inaugurated January 20th as the 45th President of the United States.   John Moore/Getty Images/AFP
NEW YORK, NY – JANUARY 19: People gather outside the Trump International Hotel in Manhattan to protest against Donald Trump on January 19, 2017 in New York City. Trump will be inaugurated January 20th as the 45th President of the United States. John Moore/Getty Images/AFP

Washington- 2017-01-2010:37:56- Miles de estadounidenses salieron a las calles para protestar en contra del presidente electo, que hoy llegó a Washington para tomar protesta al cargo.

Miles de estadounidenses tomaron las calles de Nueva York y Washington, a sólo un día de que Donald Trump jure como nuevo presidente de Estados Unidos.

En la capital Washington D.C., y sede del gobierno, los manifestantes marcharon bajo la consigna de “no al KKK, no al fascismo, no a Donald Trump”.

Los actores Robert De Niro, Sally Field y Mark Ruffalo se unieron el jueves a cientos de personas afuera de un edificio de Donald Trump para una manifestación de protesta previa a la ceremonia de juramentación presidencial que, de acuerdo a los organizadores, tenía como intención infundir vigor a quienes están preocupados respecto a las políticas del presiente electo republicano.

El evento, realizado frente al Hotel Internacional Trump cerca del parque Central en Manhattan, fue un mitin realizado por residentes de la ciudad que han prometido ir en pos de sus propias políticas sobre atención de la salud, medio ambiente y otros asuntos durante el gobierno de Trump. Los alcaldes de Minneápolis y Nueva York asistieron.

“No podemos simplemente estar abatidos”, dijo Jawanza Clark, residente del Bronx, quien asistió a la reunión con sus dos hijos, de 10 y 5 años de edad. “Quiero darles un sentido del Estados Unidos que están heredando, el hecho de que ellos tienen que hacer que su voz sea escuchada”.

El director de cine Michael Moore urgió a la gente a llamar con regularidad a sus representantes en el Congreso; y el actor Alec Baldwin, quien interpreta a Trump en el programa Saturday Night Live de la cadena de televisión NBC, dijo que los estadounidenses cautelosos de las políticas de Trump deberían involucrarse más.

Entre los grupos que ayudaron a organizar el evento estuvieron Greenpeace, Planned Parenthood y MoveOn.org.

Algunos alcaldes, incluido el demócrata de Nueva York Bill de Blasio, han aseverado que desafiaran las potenciales políticas de Trump.

Pero una encuesta de la Universidad Quinnipiac publicada el jueves muestra que los neoyorquinos están divididos sobre la manera en que Blasio debería tener tratos con el gobierno de Trump: 46% de los entrevistados dijeron que Blasio debería tratar de llevarse bien con Trump, mientras que 45% respondieron que Blasio debería ser un líder nacional opuesto a las políticas de Trump.

El multimillonario magnate inmobiliario de Nueva York estaba el jueves en Washington D.C., donde prestará juramento el viernes como 45to presidente de Estados Unidos.

Trump, quien fue apoyado por el Ku Klux Klan durante su campaña, ha sido criticado por sus adversarios por su discurso duro, especialmente sobre inmigración. Ha propuesto construir un muro a lo largo de la frontera con México, utilizar la fuerza de la deportación para sacar del país a residentes ilegales e impedir el ingreso de musulmanes a Estados Unidos.

Trump llega a Washington

Listo para su gran momento, Donald Trump llegó el jueves a Washington en un avión militar para iniciar tres días de festividades por su investidura como presidente, comprometiéndose a unificar una nación dividida que clama por un cambio.

Washington se preparaba para recibir una oleada de multitudes y manifestantes, con todo el alboroto que los acompañan.

“Es un movimiento como nunca hemos visto en ninguna parte del mundo”, declaró Trump en un concierto de celebración en el Monumento a Lincoln la víspera de su investidura. A sus partidarios que se mantuvieron firmes y fieles a él desde el principio les prometió: “Ya no están olvidados. Ya no están olvidados”.

Trump comenzó a adoptar más de los gestos que acompañan a un mandatario. Con la mano sobre la frente ofreció un saludo militar al oficial de la Fuerza Aérea que le dio la bienvenida luego de que bajó del avión con su esposa Melania en la Base Andrews, justo a las afueras de Washington. Posteriormente colocó una corona de flores en el Cementerio Nacional de Arlington.

En un almuerzo realizado en un salón de baile de su propio hotel, se dirigió a los líderes republicanos en el Congreso. “Solo quiero que el mundo sepa que congeniamos muy bien”, declaró.

Trump dijo que el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, finalmente tendrá a alguien que promulgará las iniciativas de ley que le manden. Luego el presidente electo se introdujo a territorio desconocido, al alardear que los funcionarios que eligió para formar su gobierno tienen “por mucho el coeficiente intelectual más elevado de cualquier gabinete de la historia”.

A pocas cuadras de distancia, la Casa Blanca se estaba vaciando rápidamente. El presidente Barack Obama tuvo su último almuerzo semanal con el vicepresidente Joe Biden y efectuó algunos actos oficiales finales, al recortar las sentencias de 330 reos y comunicarse telefónicamente con la canciller alemana Angela Merkel.

En un tuit, el vicepresidente electo Mike Pence consideró que la víspera de la investidura fue un “día trascendental antes de un día histórico”, al tiempo que se colocaban barricadas de seguridad y bloqueos en todo Washington como preparación para la juramentación del viernes en el Capitolio.

“Todos estamos listos para ponernos a trabajar”, afirmó Pence. “De hecho, estamos ansiosos de salir a trabajar en favor del pueblo estadounidense para hacerlo magnífico de nuevo”.

AgenciaAFP/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Comentar

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar