Teocelo, en manos de una abusiva del poder, Noemí Guzmán

Édgar
Línea Caliente

Por Edgar Hernández*

¡Migran las bases priistas a Morena y el Partido Verde para apoyar a Antonio Gómez Anell!

Teocelo es quizás el mejor reflejo de lo que le sucede al PRI en todo Veracruz.
Ante el hartazgo ciudadano Teocelo se apresta de nueva ocasión al voto de castigo, a la migración de sus bases a otros partidos y a terminar de una vez y para siempre con los cacicazgos políticos que impiden no solo el aireamiento de la democracia, sino salir de su ancestral rezago.
Y es que a pesar de que el PRI está descabezado y carga con todas las plagas del mundo, sus matronas no sueltan el control. Van por perpetuamiento en el poder, el cobro de piso y el derecho de pernada.
Todo bajo el liderazgo de la legendaria Noemí Guzmán Lagunes, quien por estos días cumple 40 años de danzar en el servicio público y la política que tan buenos dividendos le ha dado no solo en Teocelo, sino en Ayahualulco, Cosautlán, Xico, Coatepec, Naolinco y toda la región fría, desde Perote hasta Altotonga.
Todo el oriente de Veracruz presume tenerlo bajo su control, sin ser de Teocelo, ni de Coatepec, ni de Perote, sino de Paso de Ovejas.
Pero bueno, eso es lo de menos, ya que es la reina de Teocelo, la que manda… Y si quisiéramos ponernos un poco cursis evocando su pasado, esos años, esas páginas llenas de amor y poder de la época de don Rafael Hernández Ochoa donde la “niña de Palacio” lo era todo.., no podríamos. No se vaya a ofender.
El punto de reflexión es que ésta otrora joven y bella edecán de Palacio, pasó de la nada al poder total al alcanzar, en 1976, la alcaldía de Teocelo impuesta por el “gober”, ya que en realidad quien la ganó fue el candidato del PARM.
Y sería precisamente en Teocelo donde su fama alcanzaría el clímax cuando al concluir su mandato, la bella Noemí se llevó a su casa los escritorios de su oficina y hasta los focos que alumbraban Palacio Municipal. “Es que hay que llevarse todo porque se dice que los que vienen son bien rateros…”, declaró tras presurosa salida.
Esa es Noemí.
A la dama después le dio por la educación y fundó una Universidad para su hijo, para luego regresar a la política como suplente del diputado Miguel Angel Yunes Linares, quien le entrega la curul al tomar posesión como Secretario de Gobierno de Chirinos.
Y eso de las suplencias sí que le redituaría.
Sería ni más ni menos la suplente del senador Fernando Gutiérrez Barrios, quien tras intempestiva muerte, le deja el escaño y el resto de la historia… pues es harto conocida.
En el 2010 Javier Duarte la nombra Secretaria de Protección Civil donde al arribo del gobierno de Yunes Linares es vinculada con los negocios de las empresas fantasmas, pero su visión la hace alcanzar la diputación federal y pues ya con fuero se la habrán de persinar sus acusadores.
Hoy Noemí Guzmán Lagunes desde la diputación sigue marcando las líneas de la sucesión en el oriente del estado y de manera localizada en Teocelo donde impuso hace tres años a Ana Lilia López Vanda y para la que viene ya dio luz verde para que el hijo de la edil, Oscar Hernández López, “oscarito” para Noemí, el niño fresa titular del DIF municipal ¡ternura!, sea el sucesor.
Su cacicazgo le ha funcionado hasta ahora ante la indolencia y dejadez del PRI estatal.
Sin embargo, algo se trompicó por estos días de decisiones cuando de buenas a primeras un catedrático universitario con incursiones repetidas en la política al lado de don Guillermo Zúñiga, Juan Maldonado Pereda y Miguel Alemán, decide levantar el dedo del ¡Quiero!
“¿Cómo es eso?”, -dicen que grito la diputada.
Excuso relatarle la furia de la otoñal Noemí que retumbaría hasta en los pueblos mágicos.
¿Quién se atrevió?, fue lo primero que preguntó.
Por ahí andaba un flaquillo de sonora voz, anteojos y cara de inteligente, Antonio Gómez Anell, quien fue el insensato que desató la ira de la santa patrona al osar proponer a la población un programa de rescate de Teocelo que contempla diez puntos, entre los que destacan:
El rescate regional mediante la incorporación de nuevos programas de educación, atención a los adultos mayores, la invitación al empresariado a invertir en plazas comerciales y la construcción de hoteles; darle lucidez al parque central, a la iglesia; hacer plazas coloniales y llevar tecnología por la vía de la creación de una Escuela de Educación Superior, así como la construcción del puente por la barranca de Matlacoba.
Gómez Anell, quien si es oriundo del pueblo y trae la experiencia de haber trabajado en el gobierno estatal, el federal y el Congreso del estado, es el truhán que quiere llevar la educación, la cultura y el desarrollo a su pueblo, bajo la bandera del PRI.
“¡Echenlo”!, rugió la doña… “No es posible que pretenda que aprendan a leer los analfabetas”.
Es tal el cinismo de ese Toño, que quiere unirse con los ediles de la zona para hacer un frente común de desarrollo “¡Insensato!”
Si lo que se acostumbra en Teocelo es que no salgan de la ignorancia, ni tengan un cine, calles con pavimento y menos anden pensando en estudiar carreras universitarias.
Es un bárbaro Antonio Gómez Anell, quien ya fue advertido a gritos por la diputada chicharronera Noemí Guzmán, mujer de muy mal carácter –como otros- que más le vale se aleje del PRI y tire a la basura sus proyectitos que solo van a inquietar y confundir al pueblo entregado al campo y acostumbrado a vivir sin lujos.
-¡Vaya loco!-… que se vaya a freír espárragos a otro lado.
Y sí.
Gómez Anell, ya recibió la propuesta de Morena, también la del Verde para jugar la alcaldía que muy seguramente se llevará a la bolsa y una vez ungido ha prometido que su primera acción de gobierno será contratar a un grupo de mariachis, músicos pues, de Coatepec, para que vayan a la casa de Noemí a tocarle “Las Golondrinas”.
Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar