¿Por qué miente?

Si bien es político bisoño y forma parte de una generación de jóvenes panistas recientemente incorporados al quehacer público, no le viene bien al diputado Sergio Hernández expresar medias verdades, o sea mentir a conciencia, sin reparar en que su dicho formará parte del escrutinio de la sociedad. Porque asegurar que los alcaldes han recibido “en tiempo y forma” las participaciones federales a que tienen derecho se aparta de la realidad, es mentira flagrante porque la propia Secretaría de finanzas ha reconocido el retraso. Es preocupante, porque cuando un político miente en conciencia solo para quedar bien con sus superiores refleja claramente que su compromiso no es con la sociedad, sino viva expresión de una complicidad de grupo. Entonces es como pasar de verde a podrido.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar