El problema de ser famoso.

Se lee en Bajo Reserva, de El Universal: “del caso del ex gobernador de Veracruz hay cuatro datos relevantes en las indagatorias de la Procuraduría General de la República. El primero, nos dicen, es que no hay evidencias de que Javier Duarte esté muerto, que haya desaparecido de la faz de la tierra. El segundo es que el ex priísta no ha podido utilizar el sistema financiero, en pocas palabras se está quedando sin recursos, y eso lo obligará a sacar la cabeza. El tercero, nos explican, es que su mujer Karime Macías y otros miembros de la familia conocieron, participaron y se beneficiaron del entramado para el presunto saqueo de las arcas estatales. Y cuarto, nos comentan, hay una colaboración de las policías de los países centroamericanos y, lo más relevante, el apoyo del Departamento de Justicia de Estados Unidos para localizar al ex Gobernador veracruzano, en un expediente que se considera prioritario y emblemático sobre corrupción en nuestro querido México”.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar