La partidocracia se impone

El senado de la república acordó quitar el candado, a quien aspire a la Fepade, de no tener vínculos partidistas al menos seis años antes de su elección como titular de esa Fiscalía de Delitos Electorales; al final le cargarán la culpa al PRI pero ese acuerdo fue consensuado entre las fracciones partidistas  por mayoría de votos. Sin duda, en un país de instituciones fuertes esto carecería de relevancia, pero en México la desconfianza matiza toda elección de titulares de instituciones claves con pretensiones de autonomía absoluta. Así ocurre para elegir al Fiscal Anticorrupción, al titular de la Fepade, al de la Función Pública, al de la Auditoría Superior de la Federación, etc, a causa de las fuertes las ataduras a compromisos inconfesables.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar