Ley de Seguridad Interior, para inhibir protestas poselectorales: Aguilar

Xalapa- 2017-12-1312:48:15- Leticia Cruz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

La Ley de Seguridad Interior obedece a una estrategia electoral para intimidar las manifestaciones de la población por inconformidad en torno a las elecciones del 1 de julio de 2018, en el que se renovará Presidencia de la República, gubernatura de Veracruz y otros estados, así como diputaciones y senadurías, indicó en entrevista el académico e investigador de la Universidad Veracruzana (UV), Martín Aguilar Sánchez.

“Todo indica que es una especie de articulación política en favor de uno de los candidatos, principalmente del PRI, en el sentido de que no tenemos antecedentes de elecciones limpias en los últimos comicios presidenciales”.

A la par, refirió, hay una serie de inconformidades de la población en torno al llamado paquete de reformas, por lo que todo indica que la Ley de Seguridad Interior tiene que ver “más que con un marco legal de acción de los militares, con una especie de estrategia de contrainsurgencia”.

No hay que dejar de ver, refirió, que justamente cuando se presentan las precandidaturas se vota la Ley de Seguridad Interior que, si bien se venía discutiendo desde hace ocho meses, “los militares y la Marina empezaron a emitir sus opiniones de que no tenían ellos un marco general para proteger sus acciones”.

Y es que ahondó, la Ley aprobada ya por los diputados federales y que se encuentra a discusión en el Senado de la República, suena más a que los actuales gobernantes están tratando de “crear un marco negativo en torno a una de las candidaturas a la presidencia de la República, es decir, la de Morena que es Andrés Manuel López Obrador”.

Dicho en otras palabras, explicó el académico e investigador del Instituto de Investigaciones Histórico Sociales (IIHS) de la UV, con dicha Ley de Seguridad Interna y la presencia de los militares en la calle la población se sentiría intimidada para salir a manifestar su inconformidad en torno al proceso electoral presidencial que podría ser, como los procesos anteriores, no limpio.

El contexto de inseguridad y severos problemas económicos, tienen inconforme a gran parte de la población del país, misma que podría optar por la izquierda en la elección presidencial, y a la que los gobernantes podrían pretender intimidar con la presencia de los militares, abundó.

“Independientemente de nuestras simpatías o no hacia la candidatura de Morena, la de López Obrador parecería que uno de los sectores importantes de la clase política del país, lo que quiere asegurar es que si éste ganara, se generara un fraude y haya toda las condiciones adecuadas para que la gente no se movilice. Crear condiciones de miedo, inseguridad, etcétera”.

Asimismo, enfatizó que el tema de la seguridad no depende de la presencia de los militares en la calle, pues se trata de un asunto complejo que debe ser abordado por los gobernantes, con una serie de estrategias y políticas públicas.

“La estrategia contra la delincuencia organizada, el tráfico de armas y drogas, ha fracasado en el país. No se le puede, digamos, echarle la responsabilidad exclusivamente a los militares en términos del problema de la inseguridad”.

Ante ello, el académico e investigador Martín Aguilar Sánchez, acentuó que es inadecuado aceptar la Ley de Seguridad Interior en los términos en que está planteada.

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar