Alerta AMBER, único mecanismo ante desaparición y violencia a menores

La Alerta AMBER es el único mecanismo que sigue existiendo ante desapariciones relacionadas con violencias de diversa índole que afectan a niñas, niños y adolescentes, tanto en el estado de Veracruz como a nivel nacional, lamentó el catedrático de Sociología de la Universidad Veracruzana (UV), Arturo Narváez.

En el estado de Veracruz, refirió, las infancias son afectadas por violencia de diversa índole, lo que coloca a niños y niñas, en muchos casos, en una situación crítica.

En este contexto, las autoridades siguen quedando a deber, pues falta el trabajo coordinado entre diversas dependencias e instituciones para atender a niños y niñas.

“Hay muy pocos mecanismos, Alerta AMBER es uno pero es un mecanismo de respuesta ante una violencia dura ya expresada, lo que faltan son mecanismos y trabajo de prevención”.

En el caso de Alerta AMBER, ahondó, lo que se ha venido trabajando es el tiempo de búsqueda para la localización de menores desaparecidos, esto para que el trabajo sea inmediato.

“Me parece que en eso se ha venido avanzando para que no tenga que pasar tanto tiempo porque cuando un niño o una niña se extravía la respuesta tiene que ser inmediata, no puede ser pensada en si se fue con el novio o que pueda estar con la familia y ese tipo de justificaciones.

“En el caso de cualquier niño, niña y adolescente que se extravía, que no aparece, la lógica de respuesta del sistema tiene que ser inmediata y no puede esperar ni 24 ni 36 horas”.

Y es que la situación crítica de violencia ha afectado también a los menores de edad, víctimas de desaparición, abuso sexual, trata, entre otros delitos, y ante lo que la única respuesta gubernamental es la Alerta AMBER, expuso Arturo Narváez.

“Sigue siendo alarmante el tema de la violencia y tiene que ver con la poca atención a las infancias, no hay un enfoque de prevención porque se atienden formas de violencia extrema cuando ya ocurrieron, pero aunado a esto muchos niñas y niños han vivido distintas formas de violencia en sus trayectorias de vida. Ahí es donde está el foco pendiente, en pensar que estas expresiones máximas de violencia son el nivel más duro; sin embargo, si conociéramos las trayectorias de esos niños veríamos que han estado expuestos a diferentes modalidades y ahí no se ha hecho un trabajo… Nos falta ubicar qué violencias están sufriendo los niños y las niñas en su vida cotidiana en sus barrios”.

Xalapa- 2018-11-17 LeticiaCruz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar