Corrupción y violencia, objetivos de la Guardia Nacional: AMLO en Tercer Grado

El noticiero Tercer Grado de Televisa tuvo como invitado este lunes al presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, quien fue cuestionado por los periodistas Denise Maerker, Carlos Loret de Mola, Joaquín López Dóriga, Leo Zuckermann, Raymundo Rivapalacio, René Delgado y Leopoldo Gómez.

Entro otros temas, uno de los que acaparó los cuestionamientos de los analistas fue el de la formación de la Guardia Nacional.

El periodista Raymundo Rivapalacio pidió a AMLO que prifundice en su plan de lo que el periodista llamó “militarizacion”, ya que él entiende estaría retomando elementos tanto de Peña Nieto como de Felipe Calderón; asimismo, pide aclarar la subordinación de todos los cuerpos civiles a un mando militar y la desaparición de la Policía Federal.

López Obrador expuso que luego de ver la situación de inseguridad y violencia extraordinarias que hay en el país, fue como tomó la decisión de formar la Guardia Nacional, y explicó que la violencia se originó por una política que favorece a las minorías y dejó en el abandono al pueblo de México. Asegura que enfrentará la violencia con empleo y atención a los jóvenes, de manera preventiva.

López Obrador indica que el 80% de su estrategia depende de la nueva política económica y de desarrollo social que se aplicará durante su mandato, ya que dice que todos estos años no se hizo nada por los 16 millones de jóvenes en pobreza, sólo se les calificó como “ninis” y no se les proporcionó empleo ni educación.

El otro punto que lo llevó a tomar la decisión, aclara AMLO, fue el “desastre” que encontró en las policías, desde la federal, en la que, ejemplifica, no hay disciplina, al igual que en las policías ministeriales, estatales y municipales “muy echadas a perder” y cada quien trabajando por su lado y con “ilegalidades”.

Expuso que por eso hay que echar mano de la autoridad militar, que “siempre ha sido respetuosa de la autoridad civil, jamás ha habido un golpe de Estado en México y son surgidos del pueblo”, además de ser una institucion que se “ha consolidado y tiene disciplina”.

Sobre la subordinación de la autoridad civil a la militar, cuestionó Rivapalcio, que viola la Constitución, AMLO le responde que habrá una reforma constitucional, siempre y cuando lo apruebe el Congreso.

López Obrador insistió que la gravedad de la violencia y el desastre en las corporaciones policiacas, así como la confianza que le tiene al cuerpo militar, al que llama “pueblo uniformado” fue lo que lo hizo tomar la decisión de echar mano del mando militar, y considera puede darle un giro a los soldados para que ayuden a garantizar la seguridad pública en tiempos de paz.

El presidente electo de México expone que en las leyes del Ejército el comandante supremo es el Presidente de la República, y que él como jefe máximo jamás dará la orden de reprimir al pueblo, por lo que ejercerá su facultad para que esas fuerzas se formen en el respeto a los derechos humanos y regule el uso de la fuerza.

Finalmente, AMLO aclaró que es respetuoso de las instituciones, y que las policías estatales y municipales seguirán existiendo, que la guardia nacional atacará los delitos de manera federal

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar