¡Milagro!  ¡Milagro!…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

 jrblanchetcruz@hotmail.com

Dicen que cuando los hombres se hacen viejos se “acercan” a lo que consideran su Dios -los judíos, los musulmanes, los cristianos, los hinduistas, los confucionistas, los mazdeístas, etc. etc. etc. no tienen el mismo Dios-…

Para que cuando mueran se vayan a lo que consideran El Paraíso, El cielo, El Nirvana, El Olimpo, etc.-.  Válido comentar  que a las mujeres no les pasa lo mismo, no necesitan “acercarse” a Dios;  ellas siempre lo están por el solo hecho de ser mujeres…

Aunque hay unas… Para que les cuento.  Las suegras se especializan; algunas son realmente odiosas, siempre siguiendo el mandato divino, cuando nuestro Señor Jesucristo dijo: “No crean que he venido a traer paz, sino el conflicto”.  Y a las suegras las contrapone con las nueras. Mateo 10 34-36.  Y cito el texto completo:

No crean que he venido a traer la paz a la Tierra –bueno, en la Biblia no ponen con mayúscula a Tierra, pero yo sí me tomo esa libertad- No vine a traer paz, sino espada.  Porque he venido a traer en conflicto al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, a la nuera contra la suegra.  Los enemigos de cada cual serán los de su propia familia”…

 

Y que crea a MORENA -aquí todo es creación de El- para que entre hermanos, padres e hijos se distancien, sin entender que México es la Patria de todos y que necesitamos unirnos todos, para donde sea, para que nos vaya bien a todos, no nada más a unos cuantos…

Pero no lo entienden y se pelean entre sí obedeciendo a nuestro Señor Jesucristo.  El divide y vencerás en boca de El, es mandato para todos.  He ahí su inmenso Poder…

Pero ese no es el milagro contra natura al que quiero referirme; finalmente yo ni le pedí que nos bronqueáramos entre todos, ni creo en la Democracia.  Lo cito para que se vea el inmenso poder que tiene; y que si uno le pide lo que sea, pero con verdadera fe, El hace el milagro aunque parezca imposible o vaya contra natura, como se cita…

Pues bien, tengo años luchando para terminar con la impunidad y su consecuencia, la corrupción.  He enviado escritos a la SCJN, a la Presidencia, al Congreso, a la CNDH, la de aquí y la de la ONU, a los Gobernadores, a los Medios de comunicación, a los Colegios y Barras de Abogados, solo me falta la Corte Internacional de La Haya.  Y nada; nadie hace caso…

Vaya, ni siquiera dan respuesta a los escritos, en los que pido que SE RESPETE el Artículo 39 de la Constitución.  Y en consecuencia los Ministros y Magistrados sean electos por el Pueblo.  “Los Poderes dimanan del pueblo”…

 

Y como por ahí dicen que el perdido a todas va, pues que voy y le pido -de rodillas, por supuesto, y mirando hacia arriba como diciendo eres mi última esperanza- que me apoye en mi lucha para llevar a nuestro México a una verdadera República; y consecuentemente vivamos en un Estado de Derecho donde la Justicia sea igual para todos…

Y en ese momento escuché que me hablaba y me decía: Ya vas…

 

Y que le ordena al histriónico líder del socialismo, o sea, al Papa, que mande un mensaje al mundo para que entiendan que el que paga manda -en nuestro caso el Ejecutivo, designa y paga a los otros dos Poderes y por eso los manda.  Es una dictadura presidencialista-…

Y por eso las autoridades vaticanas de Argentina, de donde es el Papa, cumpliendo la observación llegada por escrito del propio Francisco, anunciaron que ya no recibirán ni un solo centavo de los gobiernos y que se las verán por su cuenta sin apoyos oficiales, para no tener compromisos…

Todo esto esperando a que en México se entienda la indirecta y que la cuarta transformación se convierta en una verdadera República.  El Poder Judicial tiene que ser total y absolutamente independiente…

De lograrse que los Ministros y Magistrados en igualdad de circunstancias con los otros dos Poderes, sean electos por el Pueblo, creeré en El y en los milagros.  Me haré bautizar de nueva cuenta y me “acercaré” más a El; aunque ciertamente no tengo ninguna prisa en conocerlo…

Pero si no hace el milagro y seguimos con el presidencialismo, seguiré luchando por mi cuenta y continuaré siendo un libre pensador que solo cree en La Madre Tierra.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar