Servidores públicos que sirvan y cumplan con sus responsabilidades

Por Rafael Arias Hernández.

En medio de los indiscutibles esfuerzos por cambiar, hay aspectos que es obligado citar y comentar. El no mentir, no robar y no traicionar al pueblo es solo el comienzo.

Reducir los ostentosos, injustos y excesivos salarios a una burocracia ineficiente, corrompida y privilegiada, es también solo el comienzo.

Base o sustento siempre presente, el principio constitucional de la soberanía, que da origen al Estado y sus formas de gobierno. Nadie está obligado a pagar, sostener y soportar, servidores públicos que no sirven, que son muy caros o no responden a los intereses ciudadanos y sociales.

Además, el mal crece y se fortalece. Según INEGI17, es inocultable que en 17 entidades del país, más del 90 % de la población piensa que la corrupción es frecuente y muy frecuente. Veracruz está en el segundo lugar nacional.

Por eso, a reserva de ahondar en el tema, es oportuno empezar con lo simple y sencillo, con lo básico y fundamental.

¿Qué define y caracteriza a servidores públicos, electos o contratados, funcionarios o gobernantes? ¿Quiénes son y qué, sin excusa ni pretexto,  deben hacer?

¿Cómo combatir y castigar a ineptos y corruptos, si no se sabe lo que tienen obligación de hacer y garantizar?

¿Cómo detectar sistemas y prácticas de encubrimiento y complicidad, que garantizan la continuidad de la impunidad?

¿SIRVEN O SE SIRVEN?

Está circulando, respecto a la fácil y rápida identificación, de obligaciones y derechos de los servidores públicos, a nivel  nacional y estatal, un texto que vale la pena tener a la mano para su consulta; Los servidores públicos. Léxico y responsabilidades fundamentales.

Sus autores, académicos del Instituto de Contabilidad Pública de la UV: René Mariani Ochoa (Coordinador), María del Pilar Acosta Márquez, Flor Lucila Delfín Pozos, Eva Luz Espinoza Priego,  Eira López Fernández y  Fortunato Cerón Hernández, han publicado está importante aportación desde el pasado octubre, en dos volúmenes (1,110 páginas) que abordan 2,525 términos.

Texto útil y aplicable, desde muchos puntos de vista. Baste tener presente, que la Cultura amplia y los campos específicos del conocimiento en particular,  establecen como principio básico, que está más que justificado asegurarse en saber de lo que se habla, para entender lo que se dice o quiere hacer.

Uno de los aprovechamientos inmediatos, se encuentra tanto en la administración pública, como en la docencia e investigación, y en el correspondiente ejercicio profesional, de su amplia cobertura multidisciplinaria, ya que será aprovechado en licenciaturas y posgrados de Derecho, Administración y Finanzas, Auditoria y Contabilidad, Economía, Planeación y programación y, en general, en las ciencias administrativas, Sociales y Políticas.

Es más, su utilidad y aplicación es más clara, al conjuntar y presentar una fuente de consulta y guía, sencilla y breve,  que muestra y permite no solo a servidores públicos, sino también a estudiosos y profesionales, así como a la población en general, acceder rápida y fácilmente a textos, instrumentos, estructuras y organizaciones institucionales, interrelacionadas o vinculadas, para hacer valer derechos o exigir cumplimiento de obligaciones y sanción de responsabilidades.

Tal  es  el caso del trabajo que se comenta, ya que presenta un léxico, glosario o  guía conceptual básica, de vocablos de frecuente uso, definidos breve y claramente, para acceder a temas vinculados entre sí, como presupuesto, política fiscal, responsabilidad hacendaria, programación y ejercicio presupuestal, déficit y endeudamiento, y otros; así como algunos de reciente incorporación y uso intensivo, como transparencia, rendición de cuentas,  fiscalización y evaluación social, cuya importancia y presencia ha crecido rápidamente en los últimos años, ante el también evidente crecimiento de  ineptitud y corrupción, ineficiencia y  delincuencia gubernamental.

En cuanto a  normas y leyes, y el mismo Derecho en general, su breve compilación o enlistado, no hay duda que puede contribuir al rápido y fácil acceso a los temas involucrados y relacionados;  requisito previo,  teórico y práctico, para el más profundo entendimiento conceptual y temático, estructural y funcional, de tiempos y procedimientos, de alcances y límites.

Esto recuerda en particular, que la administración del patrimonio  y de los escasos recursos públicos; y  la custodia y buen uso de la atribuciones institucionales, no sólo se trata de exigir transparencia, rendición de cuentas, buenos resultados y eficiencia al gobierno; se trata también y al mismo tiempo, de fortalecer la presencia y capacidad de la participación ciudadana y social, de la población en general. Para entre otras acciones permanentes, llamar la atención acerca de la necesaria y permanente fiscalización y evaluación social. Y en general,  de exigir  cumplimiento puntual de responsabilidades y obligaciones a todo servidor público, sin excepción.

Imprescindible sujetar a todos y cada uno, de quienes están en el gobierno, al Estado de derecho;  además, de garantizar que gobernantes, funcionarios y empleados, se caractericen por su eficiencia y honestidad, en la  administración de los recursos públicos, en el ejercicio de las atribuciones institucionales conferidas y, desde luego, en la optimización, atención y previsión de prioridades y necesidades de la población.

Como brevemente se afirma, en “ÚLTIMAS ADECUACIONES METODOLÓGICAS”, parte final de la parte introductoria del trabajo en cuestión: “Exijamos a estos Organismos y a los representantes del Poder Judicial, cumplan con su responsabilidad, haciendo la aplicación justa de las leyes para impedir el cáncer duopólico de la corrupción e impunidad que tanto ha lacerado y justificado la desconfianza en las Instituciones…”

En fin. Bien se sabe,  que es imprescindible informarse  y conocer, para aplicar y consolidar, fortalecer y desarrollar. Incluso para exigir y cumplir  y hacer cumplir las leyes; o en caso contrario, para detectar y denunciar su incumplimiento, violación, falta de aplicación, distorsión o manipulación. Imprescindible Transparencia y Acceso a la información oportuna, actualizada y permanente.

Bienvenida la contribución de este esfuerzo académico colectivo. La recomendación de aprovechar esta publicación está  fundada, así como su más amplia difusión, análisis, debate y aplicación.

Sin duda, el y los temas de servidores públicos dan para más, sobre todo si en verdad se impulsa y fortalece la participación y evaluación ciudadana y social. Gobernar al gobierno es la clave.

 

-Academico.IIESESUV @RafaelAriasH,Facebook:VeracruzHoydeRafaelAriasH

 

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar