¿Verdades o falsedades?

ADELANTE

Pepe Valencia

No se trata de una carta a Santa Claus ni a los Reyes Magos. Tampoco son deseos adelantados de año nuevo. Son compromisos formales del presidente Andrés Manuel López Obrador ante miles de personas en la Plaza Lerdo durante su visita del pasado domingo 2 de diciembre:

–Con la reconstrucción del ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, se rehabilitará el puerto de Coatzacoalcos.

–El gobierno federal apoyará para dar solución al problema de la basura en Coatzacoalcos y Minatitlán.

–Se construirán 9 universidades públicas en diferentes regiones del estado de Veracruz.

–Se pondrá en marcha un programa de emergencia para encontrar a las personas desaparecidas.

–Se brindará apoyo a productores de caña y dijo que “ahora sí vamos a resolver el problema del ingenio. Es mi palabra”.

–Se contratará a 159 mil jóvenes veracruzanos, de entre 18 y 29 años, como aprendices con salario mensual de 3 mil 600 pesos.

–28 mil estudiantes universitarios recibirán beca mensual de 2 mil 400 pesos, y 305 mil alumnas y alumnos de educación media superior obtendrán 800 pesos cada mes.

–El programa Prospera seguirá llegando a 600 mil familias veracruzanas con hijos en educación básica.

–607 mil adultos mayores recibirán un aumento del 100%  en su beca mensual. Y se dará cobertura universal, incluidos jubilados y pensionados de ISSSTE e IMSS; recibirán mil 274 pesos mensuales. Esta misma cantidad se entregará cada mes a 95 mil niñas y niños con discapacidad y en situación de pobreza en el estado de Veracruz.

–El programa Sembrando Vida dará empleo permanente a 55 mil veracruzanos para la siembra de 150 mil hectáreas de árboles frutales y maderables.

–También habrá créditos a la palabra para el sector ganadero y un apoyo semestral para 237 mil 951 productores.

Esto y más prometió López Obrador sólo para el estado de Veracruz. Si lo cumple, le haremos un gigantesco monumento y lo declararemos el más grande de los presidentes de México.

Ahora, sus adversarios y malquerientes exclamarán a voz en cuello que no son más que palabras alegres e irresponsables, promesas demagógicas de político populista, que nunca podrá llevar a cabo.

Sus simpatizantes confiarán en que cumplirá al pie de la letra a pesar de los escollos que tratarán de imponerle en el camino sus enemigos.

Habrá un tercer segmento de la población que esperará resultados.

Ustedes, estimados lectores, ¿qué opinan?

 

 

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar