Cuitláhuac rebasado por sus secretarios

Por si acaso
Carlos JesúsRodríguez Rodríguez

Erick y Arguelles imponen magistrados
*Propuestas cimbran a la jurisprudencia

NO ES que les falte personalidad o popularidad en el gremio jurídico del Estado; tampoco que sean ricos o pobres, “fifís” o “pueblo bueno”, o que en última instancia no cuenten con una trayectoria notable en la jurisprudencia o dentro del Poder Judicial, ya que algunos solo son proyectistas o jueces municipales en pueblo abandonados de la mano de Dios como San Andrés Tlalnelhuayocan o Teocelo, sino que a diferencia de lo que prometió el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, los seis propuestos para magistrados del Tribunal Superior de Justicia no son los mejores aspirantes, pues a decir verdad, en la lista de más de 400 inscritos hay verdaderas “chuchas cuereras” que pudieran dar lustre a esa instancia de poder en caso de haber sido favorecidos. Pero los sugeridos por García Jiménez al Congreso solo son recomendados del papa, del Secretario de Gobierno, de la titular de Trabajo o compañeros del mandatario en el pasado reciente, pero nada que pudiera sorprender, a no ser que forman parte de esa lista de la que se esperaba más, muchísimo más, aunque a juzgar por los perfiles de este Gobierno no podría esperarse otra cosa. Insistimos: no es discriminación física o personal sino cuestionamiento al desempeño de cada cual, que no ha sido del todo transparente. Y es que uno se pregunta: ¿si siendo jueces menores algunos cometieron abusos, que no sucederá una vez montados en magistraturas que deciden muchas cosas? Es cierto no existen almas de Dios que no estén contaminadas, pero aceptar posiciones cuando no se tiene la preparación suficiente es, también, otra forma de corrupción.

SON SEIS los propuestos por el Gobernador en turno: Adolfo Cortes Veneroso (a quienes sus amigos le dicen “venenoso”), Esteban Martínez Vázquez, Bertha Inés Chávez Méndez, Isabel Inés Romero Cruz, María del Socorro Hernández Cadena y Sofía Martínez Huerta, y vea usted los currículum que no fueron hechos públicos y las recomendaciones. La licenciada Bertha Inés Chávez Méndez es la mamá de Jorge Alberto Chávez Méndez, secretario particular de Erick Patrocinio Cisneros Burgos, el Secretario de Gobierno que busca acomodar a todos sus incondicionales por lo que se ofrezca en un futuro no muy lejano si las cosas siguen marchando como hasta el momento pero, lo peor, es que la abogada ha tenido un pésimo desempeño como defensora pública en juzgado de responsabilidad juvenil y como jueza de juicio. Aún se recuerda cuando en Marzo del año antepasado, el magistrado Alberto Sosa Hernández determinó suspenderla temporalmente como titular del Juzgado de Responsabilidades Juveniles al enterarse de una denuncia que mostraba las serias irregularidades que venía cometiendo en agravio de jóvenes procesados. Por ello Sosa solicitó la inhabilitación por 15 días de la Jueza, ya que la queja fue analizada y encontraron elementos que la confirmaron. Cumplido el tiempo marcado, la funcionaria pudo continuar con sus labores, pero le advirtieron que seguirían investigando si existen más irregularidades de este tipo, y de ser así se actuara conforme a la ley.

COMO FUERA, parte de la vida y obra de los propuestos se dio a conocer este martes en una carta enviada por abogados postulantes que al mismo tiempo hicieron circular en redes sociales, y en ella refieren, entre otras cosas, que “en atención a la propuesta enviada por el señor gobernador para ocupar seis vacantes de magistrados del poder Judicial del Estado, por este conducto elevamos nuestra más enérgica protesta en virtud de que dicha lista no contiene los perfiles idóneos, e incluso atenta contra el orden jurídico por las siguientes consideraciones. 1.-En primer lugar si bien los seis propuestos vienen del Poder Judicial del Estado, no respetan el marco de atribuciones tanto legales como morales que debe existir, ya que no se cumple con la carrera judicial, pues un juez municipal, una secretaria proyectista, una secretaria de Sala y una secretaria de juzgado van a ocupar una magistratura. Señor gobernador ¿usted cree que esos son los mejores perfiles? 2.-Esa lista está impregnada del apoyo político de su secretaria de trabajo, pues las ciudadanas Isabel Inés Romero Cruz y Sofía Martínez Huerta, son personas allegadas a ella, entonces, la decisión la tomó la secretaria y no usted. Lo mismo sucede con el ciudadano Esteban Martínez Vázquez que su único mérito es haber sido compañero de distrito de la nefasta funcionaria.

3.-POR OTRO lado –sigue el escrito-, la ciudadana Isabel Inés Romero Cruz ya es jubilada por el Poder Judicial, por lo que no puede ser activada para ocupar una magistratura, y eso en un juicio de amparo se cae. Por último, -agregan los postulantes en su carta abierta-, los estudios de estas seis personas no son los más idóneos, pues sólo basta confrontarlos con los diversos Maestros y Doctores que se inscribieron”. Por todo ello, enfatizan, pedimos al Congreso no caer en el juego político de nombrar Magistrados inflados, (pues) el Poder Judicial merece lo mejor.

EL MALESTAR no es para menos y se entiende a partir de los perfiles que no tienen otro objetivo que cubrir un requisito exigido al precio que fuere, sin menoscabo de los rasgos que se necesitan para integrar al Poder Judicial del Estado, sobre todo ahora que la ley pareciera no querer aplicarse ante la visión lopezobradorista que demanda “amor y paz”, y asume que no irá contra quienes violenten las normas, como se observa en Michoacán, Oaxaca e, incluso, contra los huachicoleros y la delincuencia organizada, de quienes ha dicho que no se confrontará con ellos, y si ese será el tratamiento que se dará a los delitos en el Estado, cualquiera puede ser magistrado o juez, pues al final de cuentas, la justicia y el Estado de Derecho serán solo una quimera.

UN CASO que llama la atención es el de Adolfo Cortés Veneroso que actualmente se desempeña como juez municipal en Teocelo, aunque sus detractores dicen que cuando estuvo en San Andrés Tlalnelhuayocan “se dedicaba a vender resoluciones, certificaciones y todo cuanto podía; en Tihuatlán se apoderó de varios vehículos oficiales que los puso a su nombre y fue investigado por esa situación”, pero en Teocelo donde actualmente desempeña funciones “prácticamente se ha enriquecido adquiriendo terrenos de los lugareños a base de engaños”. De acuerdo al abogado Ernesto Gutiérrez F., Cortes Veneroso “es amigo de la Secretaria del Trabajo, María Guadalupe Argüelles”, a quien califica como “una servidora pública gris que también fue juez municipal, a la que la suerte le sonrío por su cercanía a Cuitláhuac García, pero de talento no tiene nada, ya que nunca pudo superarse dentro del Poder Judicial, y ahora pretende encumbrar a todos estos jueces municipales que en la estructura del Poder Judicial representan el nivel más bajo”. En fin, vaya que el buen Cuitláhuac cimbró a la jurisprudencia veracruzana con su “vigorosa propuesta”.

OPINA carjesus30@hotmail.com

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar