martes, agosto 3, 2021

Despiden a líderes asesinados; el hijo de ambos recibió 5 impactos

Relacionados

La tarde del jueves fueron trasladados a la capital del estado de Tabasco los cuerpos de Lorena González León y Víctor Manuel Pérez Muzo, quienes fueron asesinados la noche del pasado martes, en el interior de su casa en la colonia Cuatro Caminos.

 

Después de las 16:00 horas, personal de los servicios funerarios inició con el traslado de los cuerpos a la ciudad de Villahermosa donde los esperaban sus familiares, para que finalmente fueran sepultados en el panteón municipal.

 

En medio del dolor y del llanto, amigos y familiares de la pareja, velaron ambos féretros en la funeraria de la sección 22, donde llegaron obreros y enfermeras del hospital de Pemex, lugar donde laboró González León desde el 2003.

 

Los obreros quienes aún portaban su casco, herramientas y mochila de trabajo, se mantenían desconcertados por el doble homicidio, además que temen por su integridad, luego que ya son ocho de sus líderes sindicales quienes han sido asesinados en los últimos años, sin que ninguno de los casos se haya esclarecido.

 

 

CASA ASEGURADA

 

En la esquina que forman las calles Naranjos y Blasillo de la colonia Cuatro Caminos, se encuentra la casa donde fueron asesinados Lorena y Víctor, por lo que el predio se mantiene asegurado por parte de la Fiscala General del Estado, siendo su acceso restringido.

 

Al parecer desean preservar la escena del crimen, para posteriores pruebas periciales o para las investigaciones ministeriales, en caso que sea necesario.

 

Policías ministeriales, colocaron cinta amarilla en las tres puertas de acceso a la casa, para que ninguna persona pueda ingresar, observándose en el patio dos puestos ambulantes para venta de salchichas, abundante carbón y cubetas regadas en los pasillos, tal vez como resultado de la refriega.

 

Según datos recabados en el lugar de los hechos, el interior de la vivienda permanece intacta tras el levamiento de los cuerpos, es decir, ni siquiera se realizaron los trabajos de limpieza para remover la sangre de los pisos y colchones, con el objetivo de preservar cualquier indicio que lleve al esclarecimiento del caso.

 

 

LOS RECUERDAN

 

Lorena González León, ingresó a trabajar en Pemex en el 2003, inició como obrera, pero tras ser jubilada su madre, Doña Antonia León, firmó la planta y obtuvo la plaza definitiva como oficinista del laboratorio en el hospital general en Agua Dulce.

 

Las enfermeras y el cuerpo médico que convivieron con ella, dijeron que Lorena destacaba entre todas sus compañeras, por ser luchadora de las casas justas, no toleraba cualquier tipo de abuso.

 

Ella defendía no solo sus derechos sindicales basado en el contrato colectivo, sino también pugnada para el respeto laboral de sus compañeros, por lo que fue haciendo muchos amigos en Pemex.

 

“Ella (Lorena) nunca se dejaba, siempre fue muy inquieta, nos recomendaba que no nos dejáramos de nadie, porque la ley nos respalda, si ella se enteraba de una injusticia no se podía quedar callada”, aseguró una amiga de la hoy occisa.
Su convicción para la defensa de los derechos de los trabajadores, la llevó para que le ofrecieran a principios del 2018, la secretaría de trabajo y conflicto en la Coalición de Obreros de Agua Dulce, por lo que tuvo que combinar ambos trabajos.

 

Era tan apasionada y responsable a su trabajo, que pedía permiso en Pemex sin goce de sueldo, con tal de tener tiempo para defender a los obreros de las compañías.

 

Por su parte, su esposo, Víctor Manuel Pérez Muzo, fue recordado como una persona reservada, pero excelente para la planeación de trabajos y la organización de los planes diarios de la alianza.

 

Lo recuerdan como una persona que tenía un gran amor a su familia, por lo que las tardes cuando salía del trabajo, prefería regresar a su casa para convivir con ellos; la pareja mostraba un profundo amor al menor de sus hijos J.P.G. de 10 años de edad, que durante los disparos, resultó herido de al menos cinco impactos de bala, este jueves, los médicos lo declararon como estable pero delicado, debido a las severas lesiones que presente sobre su costado derecho, por donde habrían entrado las ojivas de las detonaciones.

 

Los otros dos hijos de la pareja asesinada identificados como, M.G (21) y R.P.D. (17), se encuentran bien de salud, pero su ubicación es reservada, debido que habrían sido testigos de la muerte de sus padres, por lo que se encuentran en riesgo, debido que ellos lograron ver a los homicidas.

Agua Dulce- 2019-01-2411:21:42- Staff Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Lo último

Columnas