domingo, septiembre 19, 2021

Enderezar la moral de los mexicanos

Relacionados

Sí, es acertada la reflexión del senador Ricardo Ahued Bardahuil: no es fácil que la pura voluntad del Presidente de la República acabe de tajo con la corrupción, ni que puedan eliminarse secuelas colaterales en esa tarea tan difícil de enderezar la conducta moral de 120 millones de mexicanos, acostumbrados a buscar el camino expedito, no siempre legal, para conseguir beneficios.

Y no es fácil en el tema de la cosa pública, porque los primeros que están acostumbrados a actuar de manera corrupta son aquellos que encabezan los gobiernos en los tres órdenes y en la actual división de los poderes (los tradicionales más los órganos autónomos).

Realmente el Presidente se ha echado a cuestas una tarea gigantesca.

Lo último

Columnas