Huachicol primera crisis de la 4T

Nadie en México podría negarle su respaldo al presidente de México ahora que ha emprendido con singular denuedo la lucha para sanear a Pemex y paralelamente combatir el robo de combustible, convertido en una sangría económica nacional. Sin embargo, está comprobándose que la estrategia implementada no fue la mejor, a juzgar por sus inmediatas consecuencias de carácter económico. Al margen de coincidir que para grandes males se requieren grandes remedios y que estos incluyen efectos colaterales que no siempre son del agrado de todos, el gobierno debiera replantearse sus estrategias. Va por ese camino, sin duda, por eso es entendible que Los titulares de Petróleos Mexicanos, de la Secretaría de Energía, de Hacienda, y de la Procuraduría Federal del Consumidor, cancelaran su comparecencia en la Cámara de diputados, en tiempos que requieren enfrentar su primera prueba de fuego.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar