La Transformación Pública en  México

Política
Mario Mijares

Sería tedioso e innecesario exponer los pormenores y los matices que el licenciado Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República Mexicana, ha venido promoviendo y exponiendo en todo el país, ya que todos los días, informa a los ciudadanos de manera clara y concisa, cada toma de decisión que realiza.

De la misma forma, se conocen los distintos intentos de los muchos inconformes, que pretenden detener o descalificar, no sólo el Proyecto de Nación, sino el plan de trabajo del presidente. No obstante ante la presión que recibe y ha recibido históricamente, él continúa con paso firme, con la visión de conseguir las metas trazadas, las cuales comunicó desde que era candidato a la máxima magistratura del país.

La propuesta más recurrente ha sido la de terminar con la corrupción. Ahora bien, en el libro de México: génesis de su descomposición política, (Miguel Alemán Valdés 1936-1943) expongo sobre la -corrupción política-, que ha servido de plataforma para que la -corrupción económica- crezca de manera descomunal, hasta nuestros días. Y es que la historia de la nación mexicana, también tiene un sin número de pasajes de podredumbre, los cuales vinieron después de las tres trasformaciones que viene manejando AMLO.

Los conservadores de todo el tiempo, siempre se han opuesto a los avances del país. Sin duda es un problema histórico, y es que una vez que desgastan los distintos esfuerzos de los responsables del progreso, en seguida se apoderan nuevamente de las instituciones para continuar con la degradación y, así aprovecharse de los recursos de manera deshonesta.

Una de las ventajas que tiene ahora el responsable de la Cuarta Trasformación es que conoce muy bien la historia de México, la cual cita pasajes de manera constante en cada discurso, en donde pone ejemplos de los grandes pensadores y luchadores sociales. Otra de la ventajas que tiene AMLO, y quizás la más importante, es el manejo político y, el valor para la toma de decisión política al mismo tiempo del saber bien el tipo de enemigo al que se enfrenta todos los días.

No hay duda, -la tarea de reconstruir- es más difícil que construir por primera ocasión. El Presidente de México, viene superando los difíciles problemas, que le presentan los enemigos del pueblo, sobre todo de aquellos menesterosos profesionales de la mentira, que se asoman de forma constante para terminar con las raíces de nuestro ser nacional.

En la presente trasformación, es necesario que la clase media ilustrada, no abandone el barco, tal como ha sucedido históricamente, es urgente que no volvamos a permitir que los muchos cortesanos del mal, saquen nuevamente la cabeza. Efectivamente, se esperan grandes batallas, las cuales se darán dentro de cada rincón de las distintas entidades federativas. Ahora bien, los que radicamos en Veracruz, desde el gobernador hasta el ciudadano más comprometido, no debemos bajar la guardia.

  No es exagerado hablar de las batallas que hay que enfrentar, por ello, también me refiero al esfuerzo conjunto que requiere el responsable del Poder Ejecutivo, quien plantea un rencuentro de paz, entre todas la clases sociales del país. No se trata de vencer sino convencer, por medio de la razón y el trabajo cotidiano. La propuesta es que la transformación sea de carácter pacifica, la petición del presidente de México es: no más sangre derramada.

Existe una Epístola Proemial, de Fray de Motolinia, en donde habla de las grandes batallas de los belicosos tlaxcaltecas, ahí describe que los más ancianos al final señalaron que: “vinieron los nahuales extraños con otra lengua a destruir sus hogares derramando sangre en esta tierra”. No permitamos que la historia se repita, es necesario que nos vacunemos en contra de las plagas del conservadurismo y del nuevo fascismo, los que están presentes en todas partes. ¡La libertad de una sociedad se logra cuando se deja de tener miedo!

 

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar