“Los que gobiernan Veracruz”

Por si acaso
Por Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez

*Ahued: No me ayudes compadre

*Cuitláhuac: Buenas intenciones

DICE SABIO refrán que “tanto quiere el diablo a su hijo hasta que le saca un ojo”, y eso parece estar ocurriendo con los malquerientes del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez quienes, en un acción desesperada, elucubran su renuncia cuando apenas tiene dos meses de haber asumido el poder, y sin empacho fraguan al sucesor y le ponen nombre y apellido, en este caso el Senador Ricardo Ahued Bardahuil que casi se desmalla de la impresión al enterarse, por lo que respondió apresurado a sus panegiristas: “no me ayudes compadre”. Acto seguido rechazó los repentinos rumores que han surgido y que lo involucran, directamente, atajando que no está buscando la gubernatura de Veracruz y que respeta al titular del Ejecutivo, aunque lo cierto es que ya quedó marcado por aquellos que deseando favorecerlo terminaron empinándolo ante el Gobernante en turno que, por supuesto, no está solo: tiene como “consejeros” a personajes que ya están viendo rumbo al 2024, entre otros, el Secretario de Gobierno, Erick Patrocinio Cisneros Burgos que no pierde oportunidad de promoverse, aunque como los patos, a cada paso termina regándola. Por ello Ahued dejó en claro en breve comunicado: “Reitero mi respeto al Sr. Gobernador del Estado de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez y rechazo de manera contundente los comentarios, por demás inciertos, así como la falta de respeto a su investidura”, pero el mal ya estaba hecho, y ahora el propio Senador de la República se pregunta si querían ayudarlo o de plano perjudicarlo, ya que, por lo pronto, quedó en la mira de quienes de por sí, lo mastican pero no lo tragan al interior de la actual administración, puese lo vislumbran como un fuerte prospecto en los planes de Andrés Manuel López Obrador a futuro.

OTRO ASPIRANTE al 2024, como lo es Manuel Rafael Huerta Ladrón de Guevara, el llamado superdelegado de AMLO, prefirió el silencio sepulcral antes que meterse entre las coces de la desbocada caballada, pero la sospecha comienza a agigantarse entre la gente del empresario y político: ¿y si fue el Huerta quien ideo lo de Ahued para enemistarlo desde ahora con Cuitláhuac?. Vaya usted a saber, pero lo cierto es que el Gobernador no se va, ya que AMLO tiene suficiente con lo que está sucediendo en Puebla -tras el fallecimiento de la, entonces, gobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo y su esposo, el Senador Rafael Moreno Valle, acaecidos en un accidente aéreo-, y la consecuente elección extraordinaria que tendrá que realizarse entre tres y cinco meses en aquella Entidad en donde, en una de esas, le reiteran la derrota al Movimiento de Regeneración Nacional si se empeña en imponer, de nuevo, a Miguel Barbosa como candidato, un aspirante que como Manuel Camacho Solís, tras el asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta en Lomas Taurinas fue, tácitamente, eliminado.

Y ES que en Veracruz se reparten el poder Cuitláhuac García Jiménez, Gobernador del Estado; la Secretaria de Energía, Roció Nahle, que sin veracruzana aspira a ser Gobernadora de Veracruz en el 2024, apoyada por las promesas que ha vertido en el sureste del País y en el Sur del Estado a infinidad de grupos; Erick Patrocinio Cisneros Burgos, Secretario de Gobernación, y el supersecretario de los programas sociales del AMLO, Manuel Huerta Ladrón de Guevara conscientes de aquella frase lapidaria del ex perredista, Uriel Flores Aguayo cuando Rafael Hernández Villalpando buscaba la alcaldía xalapeña por el PRD, y en ese momento expresó que su partido, hasta con una vaca ganaba la elección debido a la, entonces, fuerza de ese instituto en la capital del Estado, y ahora pareciera ocurrir lo mismo con el arrastre de AMLO y la casi garantía de que cualquier candidato gana una elección si cuenta con su apoyo, siempre y cuando mantenga sus programas clientelistas y asistencialistas como es regalar el dinero de los contribuyentes a jóvenes que ni estudian ni trabajan, a huachicoleros para que se reformen y a los adultos mayores sin un estudio previo, sino a partir de ganar adeptos.

COMO FUERA, una eventual salida –que de ninguna manera está proyectada- de Cuitláhuac García Jiménez de la Gubernatura no sería asunto fácil, y menos cuando no se tienen argumentos sólidos para ello, aunque como fuera, el Artículo 86 de la Constitución Política del Estado es muy claro cuando anticipa que “en caso de falta absoluta del Gobernador del Estado, ocurrida en los dos primeros años del período respectivo, si la Legislatura estuviere en funciones, se constituirá en Colegio Electoral inmediatamente, y concurriendo, cuando menos, las dos terceras partes del número total de sus miembros, nombrará, en escrutinio secreto y por mayoría absoluta de votos, un Gobernador interino; (pero) la misma Legislatura expedirá la convocatoria a elecciones, procurando que la fecha señalada coincida, si es posible, con la de las próximas elecciones a Diputados. Si la Legislatura no estuviere en sesiones, la Diputación Permanente nombrará, desde luego, un

Gobernador Provisional, y convocará a sesiones extraordinarias, para que la Legislatura expida la convocatoria a elecciones de Gobernador, en los mismos términos del párrafo anterior”. Pero Veracruz viene de un Gobierno de dos años que a muchos no satisfizo, y volver a convocar a elecciones en un término menor a dos años sería catastrófico. Por ello, tal vez, quienes desean corta vida a Cuitláhuac en el ejercicio del poder deberían ir pensando en otra cosa, ya que esos sueños no encajan en una realidad como la que vive Veracruz, con un Gobernador inexperto, es cierto, pero con buenas intenciones dada su formación social e ideológica pero, sobre todo, por provenir de una familia respetada como es lo es la licenciada en lengua y literatura española, Julieta Jiménez Torres y el doctor en Investigacion Educativa, Atanasio García Duran, reconocido en todos los ámbitos por su seriedad y compromiso –y lo decimos no por queda bien ni en busca de beneficios. Hace poco nos topamos con García Durán en una plaza comercial, nos vio a lo lejos y sin pensarlo se acercó a saludar cordial a pesar de las críticas vertidas a su hijo en este espacio. Iba solo, sin guardaespaldas y eso habla bien de las personas que nada deben-.

POR LO demás, es muy temprano para especulaciones, ya que Cuitláhuac apenas tiene dos meses en el cargo, y aunque existen fallas en áreas de política interna y seguridad, estas podrían corregirse si en un término perentorio no dan resultados. Bastaría despedir a quienes fallan y contratar perfiles adecuados que den resultados, que no traigan de antemano la ambición desmedida de reemplazar al Gobernante en turno sin siquiera haber entregado buenas cuentas. Por lo demás, AMLO no está en condiciones de crear disturbios políticos ni en el sureste del País –donde impulsa su Tren Maya y otros proyectos sociales- ni en su segunda tierra que es Veracruz, y antes de que eso sucediera intervendría personalmente enviando gente calificada en áreas álgidas, pero no en la Gubernatura, pero es muy pronto para especular. Así de simple.

OPINA carjesus30@hotmail.com

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar