domingo, agosto 1, 2021

Monterrey, Jalisco y Guanajuato, en aprietos por escasez de gasolina

Relacionados

Al menos 25 por ciento de las gasolineras en Monterrey, Nuevo León, tuvieron, este martes,  problemas de escasez de combustibles, informó Carlos Guerra, presidente de la Organización de Expendedores de Petróleo (Onexpo) en la entidad.

De acuerdo con el empresario, el problema se habría generado debido a que Pemex cerró el ducto que transporta gasolina Magna de la refinería de Cadereyta a la Terminal de Almacenamiento y Reparto (TAR) de Santa Catarina.

“El día de hoy (martes) Pemex debe de estar reactivando el ducto en el turno dos, el cual comprende de las 15:00 horas a las 23:00 horas; los tanques toman aproximadamente dos horas en llenarse en su totalidad para que posteriormente se empiecen a abastecer las pipas y con esto se restablezca el suministro a las estaciones de servicio”, se lee en un documento enviado por Onexpo a sus agremiados.

La falta de combustible no está generalizada, pero sí afecta de manera importante a por lo menos cuatro de los siete municipios de la zona conurbada de Monterrey.

Al retraso en la distribución de las gasolinas en las estaciones de servicio, el cual fue atribuido a un problema de logística, se sumaron las compras de pánico que realizó la ciudadanía, lo que agravó el problema.

En Guanajuato, el desabasto de combustible ha afectado al menos el 50 por ciento de la actividad económica, expuso el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable del estado, Mauricio Usabiaga.

Las afectaciones por la falta de gasolina han sido severas, sobre todo en ciudades como León e Irapuato, que representan más del 85 por ciento de la riqueza del estado.

“Sin duda, las afectaciones son graves y la manera de apoyar a los afectados es tener más gasolina disponible”, dijo el funcionario.

De acuerdo con Usabiaga, la escasez de combustible sí impide actividades cotidianas de la industria, el comercio y el turismo, convirtiéndose en afectaciones graves que obligan a buscar alternativas.

“Ahorita estamos tratando de sensibilizar al gobierno federal de la situación que se vive en el estado para recibir apoyo, se están buscando opciones, como la atracción de inversiones para centro de almacenamiento. Pero el empresario busca certeza jurídica, económica, social y ahorita se dificulta mucho en el país”, indicó. 

El presidente de Amegas, Pablo González, explicó que la alternativa que analizan es ofrecer 100 ferrotanques, cada uno con capacidad de 120 mil litros. “Si son 100 ferrotanques es una cantidad sumamente importante, que podría mitigar el problema. En su caso haríamos la gestión ante la secretaría de Energía para que se den las facilidades para que se importe el producto y se pueda solucionar el desabasto en Jalisco”, dijo.

Con información de ElFinanciero

Lo último

Columnas