viernes, julio 23, 2021

Raymundo y su agenda

Los Políticos
Por Salvador Muñoz

En diciembre pasado, un grupo de vecinos de Ayahualulco se acercó al diputado Raymundo Andrade Rivera para plantearle tres problemas así como su intervención para la solución de éstos:

1.- Están molestos porque el alcalde Filiberto Morales Rosas estableció una “cuota” para el servicio de ambulancia. En caso de requerir el traslado de algún enfermo, ya sea a Coatepec o Xalapa, se tienen que caer con 600 pesos, ¡ah! pero si la unidad ambulatoria se tiene que esperar, hay que desembolsar 200 extra para que el chofer coma.

2.- Dos hermanos llevan años tratando de que un predio se convierta en una reserva ecológica, pero fuertes intereses en Ayahualulco se resisten a estas intenciones aludiendo que el terreno es comunal. Lo que era una lucha de varias personas, ante el desgaste provocado por topar con pared, se quedó en dos personas en el intento de salvar un enorme pulmón para el futuro.

3.- La escuela de Educación Especial “desapareció”… allí se atendía a 18 niños con diferentes condiciones. Ante el reclamo de los padres, las autoridades tuvieron a bien acondicionar lo que antes era una cocina para allí, conformar un aula donde una sola maestra se encarga de ellos… el asunto es que este centro de aprendizaje lo ubicaron en una planta alta… sólo piense: ¿imagina qué pasó con el niño que utiliza silla de ruedas para sus traslados?

El diputado por el distrito XII, Coatepec, Raymundo Andrade Rivera, se comprometió a atender sus problemas en cuanto pasara diciembre… pues en cuanto fue año nuevo, los vecinos de Ayahualulco siguieron insistiendo hasta que por fin le sacaron una fecha para que los acompañara a su tierra: doce de diciembre… pero no fue… la razón por la que el diputado no acudiera fue muy simple: “No es mi agenda”.

Raymundo Andrade es presidente de la Comisión de Desarrollo Agropecuario, Rural y Forestal así como secretario de la Comisión de Gobernación… quizás en los problemas 1 y 3 que presentaron los lugareños, uno pudiera darle el beneficio de la duda pero no en el 2… esto, si fuera uno limitado… lo cierto es que antes que ser presidente de cualquier comisión, secretario, vocal o consonante, es un diputado que tiene como principal vocación atender al pueblo y más si es de su distrito.

Sólo por poner un ejemplo:

Un grupo de productores de leche de la Asociación Ganadera de La Joya, se acercó ayer al diputado Juan Carlos Molina Palacios para pedir su intervención ante las irregularidades que comete Liconsa.

Dicen que llegan con la leche y allí les dicen que no guarda los estándares de calidad requeridos, pero en ese mismo punto, les dicen que la vendan “con el señor de enfrente” quien se las compra a un precio más bajo que el que les dan en Liconsa. Acuden con “el recomendado” de Liconsa y han sido testigos de cómo su producto sólo vuelve a pasar a Liconsa y ¡zaz! milagrosamente ya alcanzó los estándares de calidad que exige esta dependencia federal. Tanto los ganaderos de La Joya como el diputado Juan Carlos Molina piden que Manuel Huerta Ladrón de Guevara, delegado estatal del Gobierno del Pejidente, tome cartas en el asunto, o bien, se estrene Rosa María Hernández Espejo recién nombrada ayer como coordinadora de los Programas Federales en Veracruz, y vea qué chinitas ocurre en Liconsa de Xalapa y ese “coyote recomendado”.

Citar a Juan Carlos Molina es por algo simple: si bien es Plurinominal, y por lo tanto no tiene distrito, los ganaderos tuvieron la confianza de acercarse a él quizás por considerarlo un igual en el ramo que ellos desempeñan sin considerar que quizás “el más indicado” para “entender” y “atender” su problema, pudiera ser el titular de la Comisión de Desarrollo Agropecuario, Rural y Forestal que es ¿¡Raymundo Andrade Rivera!? ¡Bueno! Mejor ahí la dejamos porque creo que este asunto ¡ya se salió de mi agenda!

Lo último

Columnas