viernes, julio 23, 2021

Reírnos para no llorar la desgracia

Los Políticos 210119 Reírnos

Salvador Muñoz

 

Me llega el video de Paco Show como cinco veces… no, menos, como 8… hay quienes me dicen que si no lo subiré al “Feis” y les respondo que no, quizás porque considero muy pesada la broma.

Como antecedente: Paco Show es un comediante que manda mensajes en broma grabados en el cel. Imagino que son por encargo y si son por encargo, tienen un costo. Uno de esos mensajes, el que me enviaron cantidad de veces, tenía como destinatario a Cuitláhuac García.

Sin embargo, al día siguiente, a primera hora, recibo otro video del mismo Paco Show donde aclara que el Cuitláhuac García al que hacía referencia, no era el Gobernador, sino uno que lleva por segundo apellido Almira… “¡Ah, bueno… entonces sí lo subo!” me dije, al ver que todas esas cosas que dijeron en el primer video, no eran para el Cuic, sino para un homónimo al que le gustan los “stripers” y vive en casa de sus padres.

De todos modos, ya fuera García Jiménez o García Almira ¡qué broma tan pesada!

II

Cuando me llega el anuncio del titular de Parques y Jardines así como Supervisor de Obras de Gobierno del Estado, Eric Cisneros Burgos, donde solicitaba “personas dinámicas para realizar actividades de activismo social” y veo que hasta un celular le ponen, verifico si coincide con el que tengo en mi directorio y ¡zaz! efectivamente: es el del funcionario. La respuesta inmediata a ello fue: ¡Qué broma pesada le jugaron a Eric!

Aunque a fuerza de ser sinceros, no es tan buena… nadie en su sano juicio la hubiera creído. A mí lo único que me preocupa es que ahora que se hizo público su celular, tenga que cambiarlo y ya no pueda enviarle religiosamente, como cada mañana, mi material de trabajo…

III

Le re-envío por Whatsapp a Óscar, mi primo, una foto de unas conchas quemadas cuyo letrero decía: “Las Huachiconchas”. Óscar tiene por hobbie la fotografía. Ello le ha llevado a tener amigos con el mismo gusto o profesión. Su respuesta a mi imagen son las fotos de un amigo suyo que estuvo en Tlahuelilpan. ¡Son impresionantes! Rompo el hielo:

–¡La barbacha!

–¡Te vas a ir al infierno!– me dice y a la vez contesto: “¡Viva nuestra doble moral!” y él me dice: “Somos culeros”. Estas dos últimas sentencias, por la cantidad de memes que circulan en las redes, como el de la “Huachiconcha”, que me obliga a reflexionar con la Mujer sobre el “humor negro” en los mexicanos con respecto a las tragedias y si esto se vivirá en otros países. Aunque aclaro… antes, era la tragedia, seguía el duelo, luego la solidaridad, agregue la corrupción, y se remataba con el humor negro.

El ejemplo más claro de ello, es San Juanico, allá en 1984. Por supuesto, las bromas se hacían en corto, en las oficinas, entre amigos, y los más aventados, en centros nocturnos, donde los comediantes contaban chistes como:

–¿Dónde caben cinco vecinos de San Juanico en un Volkswagen?– el silencio del respetable se hacía y cuando se daba la respuesta –¡En el cenicero!– la gente estallaba (chiste adicional) en aplausos.

Hoy, estos chistes tienen sus canales propios como es el Twitter, donde el anonimato te permite contarlos o exponerlos con imágenes. El Whatsapp te concede distribuirlos. En Facebook corres el riesgo de un linchamiento virtual… a menos que uses cuenta con datos falsos. A diferencia de San Juanico, hoy en Tlahuelilpan, pareciera que la secuencia natural a nuestra estupefacción se ha roto… de la tragedia se pasa de inmediato al humor negro dejando a un lado el duelo, la solidaridad y la negligencia que a veces tiene tintes de corrupción. ¿Seremos un país donde es mejor reírnos de la desgracia que llorarla? En fin, ya nada más para rematar, sabían que Tío Fide fue el primero en denunciar a un huachicolero, pero él le decía “Succionador Profesional”.

 

[email protected]

Lo último

Columnas