domingo, julio 25, 2021

Auditoría revela el gran fraude de las estancias infantiles en Veracruz

Relacionados

Veracruz- 2019-02-1507:42:29- Silverio Quevedo

 

En una auditoría aplicada a las 613 estancias infantiles del estado de Veracruz, la Secretaría de Bienestar del gobierno federal, detectó diversas irregularidades en las que habrían incurrido ex funcionarios de la entonces Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), al pagar los subsidios sin niños en sus estancias, la asignación de dichas concesiones a familiares y prestanombres de políticos y funcionarios de la misma dependencia, en una autorización discrecional de estos centros.

 

 

Entre las anomalías, se detectó que varias estancias infantiles pertenecen a parientes, esposas, hermanas, mamás, choferes y hasta ex delegados de la Sedesol, como el caso de los extitulares en Veracruz, Marcelo Montiel Montiel y Anilú Ingram Vallines, ésta última hoy diputada federal por el PRI.

 

 

Así también se cumplieron compromisos políticos con diversas organizaciones como la UGOCP, la CNC y hasta la hermana de Erika Ayala Ríos, diputada local del PRI, y Senadora por ese mismo partido, suplente del ex candidato a gobernador, Héctor Yunes Landa.

 

 

Y en tanto la diputada federal Anilú Ingram abandera la protesta contra la medida de recortar el presupuesto para este rubro, queda al descubierto que una de las razones es que se afecta a muchos de sus allegados con esta acción al menos en Veracruz. Otra, es que se trata de una incongruencia pues sospechosamente de 2017 a 2018, último año de administracion priista federal, los recursos asignados para ello se redujeron de 253 a 134 millones de pesos, es decir a la mitad.

 

 

De las estancias que presentan anomalías en que fueron aperturadas a través de prestanombres y también están las que cobraban el subsidio a pesar de que se encontraban dadas de baja. Muchas de ellas tramitadas por el excoordinador de Operaciones, César Alberto Díaz Chigo, en la entonces delegación de Sedesol durante el periodo de Ingram Vallines, y de su subdelegado, Héctor Alejandro Barrientos.

 

 

En el análisis, se detectaron estancias infantiles que no existen, a pesar de que se les depositó una cantidad de 70 mil pesos para su apertura y otras que reportan un número de niños que en realidad no asisten, para lo cual alteraron las listas de asistencia.

 

 

La nueva administración encontró que hay registro de estancias infantiles que fueron creadas en municipios donde no hay beneficiarios y otras que cuentan con observaciones técnicas en materia de Protección Civil.

 

 

También se recogieron quejas en contra de supervisores y enlaces administrativos, debido a que estos extorsionaban a las responsables de las estancias con una cuota mensual de 5 mil pesos.

 

 

La auditoria arrojó que el presupuesto destinado a las estancias infantiles de Veracruz en 2018 -último año de gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto- irónicamente sufrió un recorte de casi el 50 por ciento, pues mientras en 2017 se ejercieron 253 millones 977 mil 230 pesos, en 2018 se ejercieron apenas 134 millones 737 mil 314 pesos.

 

 

Redes de complicidad y nepotismo

 

 

Según el informe del análisis hecho a las 613 estancias infantiles de Veracruz, familiares de ex funcionarios de la delegación de la Secretaría de Desarrollo Social y de actuales diputados locales, habrían sido favorecidos con la apertura de guarderías para recibir el subsidio federal.

 

 

Entre los nombres de beneficiarios, destacan el de María de los Ángeles Ayala Ríos, hermana de la actual diputada local del PRI, Erika Ayala Ríos, la cual abrió la estancia infantil “Baby Shark” con fecha 31 de octubre de 2018 en el municipio de Poza Rica y la cual está situada a menos de 500 metros de la estancia infantil Vigotsky.

 

 

Con fecha 22 de octubre de ese mismo año, María de los Ángeles Obregón Pérez, madre de la regidora novena,

 

 

Denisse de Los Angeles Uribe Obregón, abrió la estancia infantil “My World” en el municipio de Acayucan.

 

 

Rosa Imelda Arcos Camacho, familiar de supervisora, abrió la estancia infantil “Mi Pequeño Planeta” con fecha 09 de octubre de 2018 en el municipio de Jalacingo; Diana Isabel Hernández Morales aperturó la estancia infantil “Bebucos” en Perote con el apoyo del ex coordinador operativo, César Alberto Díaz Chigo.

 

 

Durante los ejercicios fiscales 2016, 2017 y 2018, en que fungió como delegada de la Sedesol en Veracruz, la actual diputada federal, Anilú Ingram Vallines, varios ex funcionarios de la dependencia fueron beneficiados con estancias infantiles, a través de prestanombres y sin que cumplieran con todos los requisitos, principalmente de documentación.

 

“Estrellitas de Luz” y “Colibrí” en el municipio de Veracruz; “Abejita” en Tatatila; “Días Felices” en Pánuco;

 

 

“Caritas Felices” en Coscomatepec; “Mi Bello Ángel” en San Andrés Tenejapan; “Montes Kids” en Tlalixcoyan, son de Julián Estrada Trujillo, excoordinador de Estancias Infantiles durante el periodo del ex delegado, Marcelo Montiel.

 

 

El propio Marcelo Montiel, quien fuera delegado también años antes que Anilú se benefició con la estancia infantil “Babibú” en el municipio de Nautla; mientras que con la “La Caracola” en Coatepec, se favoreció a Marcos Castillo, subdelegado en el mismo periodo de Montiel Montiel.

 

 

Otro de los favorecidos, fue el ex subdelegado Héctor Alejandro Barrientos Haces con las estancias “Aprendo Jugando” y “Tonalli” en Veracruz y una más en Boca del Río. Se calcula que son de su propiedad por lo menos siete estancias, pero también existe la versión que podría ser el prestanombres de familiares muy cercanos a la ex funcionaria, hoy diputada federal del PRI.

 

 

Con la cuchara grande

 

 

Según los registros de la propia dependencia un ejemplo del nepotismo, tráfico de influencias y otras anomalías o hasta delitos durante sus funciones es el caso de Barrientos Haces.

 

 

En el año 2017, el último de la gestión de Anilú Ingram, abrió la guardería Alebrijes en Xalapa, siendo la responsable Karl Itzel Pérez Melchor. En Xalapa, Pasitos felices, con la responsable María Luisa León Rodríguez, y está a nombre de la concuña del chofer de éste exservidor público.

 

 

En Xalapa, Mitzi Carolina Fararoni la transfirió a Saraía del Carmen Villaseñor, quien aparece al frente de Dulce Sonrisas, pero también las huellas llevan a Barrientos Haces.

 

 

Mientras que la relación que involucra al ex coordinador Operativo, César Alberto Díaz son:

 

 

En Xalapa, las estancias Garabatos con Zinnia Angélica Espino al frente.  En Jilotepec, Aprendo Jugando que dirige Eulalia Sánchez Pérez, transferida por Marisela Solano Landa. Y en Vega de la Torre se encuentra Parque de Colores que la atiende Antonieta Montero Sánchez.

 

 

El presidente municipal de Zozocolco de Hidalgo también aparece entre los beneficiados con la estancia “Kinaku”, mientras que la estancia “Flor de Primavera” en Acayucan, corresponde a la organización Confederación Nacional Campesina (CNC).

 

 

Niños fantasmas

 

 

La investigación de la red de corrupción da cuenta de que muchas de las estancias infantiles eran subsidiadas por el total de su capacidad, reportado en 58 y 60 cuando no atienden ni al 20 por ciento.

 

 

Así por ejemplo algunos casos:

 

 

En Tomatlán, desde el 2014 opera “Pequeños Einsten” con una capacidad de 58 infantes, pero a la que asisten solo 8, pagándole además el subsidio por el total de los menores.

 

 

En Xalapa, la guardería “Teozintle” a cargo de Mayra Lizet Mancilla reportó 25 niños en su estancia, pero éste no se encuentra operando.

 

 

En Perote se encuentra registrada por Piedad Becerra López, la Estancia Pitufos con capacidad para 60 niños pero en promedio asisten solo 5. Y la propietaria tiene en conjunto seis centros de este tipo.

 

 

La lista es larga, el tráfico de influencias, nepotismo y corrupción es aún mayor.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Lo último

Columnas