miércoles, agosto 4, 2021

De la fragancia del éxito al bouquet de los tribunales

Relacionados

Carlos Ghosn, fue el artífice de la alianza entre Renault con Nissan, de ambas era el presidente, pero ¿qué sucedió para convertirse en perseguido por la justicia japonesa? Está acusado por omitir la declaración de ingresos de 80 millones de dólares, de «violación de confianza» y por utilizar fondos de Nissan para cubrir pérdidas financieras personales en 2008. Acá, en el tercer mundo, y obviamente en la aldea jarocha, casi todos ignoramos este caso que es la comidilla en el ámbito internacional de la industria automotriz. Ghosn, gozaba de grandes ingresos: 6 millones y medio de dólares por Nissan, 8 millones 400 mil dólares de Renault y 2 millones de dólares de Mitsubishi Motors Corp., una suma bárbara de dinero que acaso solo Duarte de Ochoa en sus peores arrebatos de cleptómano pudo haber obtenido. No son casos similares, por supuesto, la diferencia estriba en que Ghosn no robó al pueblo y difícilmente podrá evadir la cárcel en un país como Japón, en donde los jueces guardan fama de ser implacables contra la corrupción, mientras Duarte, en cualquier momento, al igual que sus compinches, podría volver a pisar la calle.

Lo último

Columnas