miércoles, agosto 4, 2021

Inmobiliaria ignora orden de juez y destruyen laguna en la Riviera

Relacionados

Veracruz- 2019-02-2609:49:49- Víctor Toriz

 

La empresa Sirona Desarrollo S.A. de C.V. habría causado afectaciones al medio ambiente al intervenir con maquinaria pesada en el ecosistema ubicado en el terreno en donde se pretende construir el desarrollo inmobiliario de Mandara, sin contar con autorización de las autoridades.

 

 

Actualmente dicha inmobiliaria se encuentra impedida para realizar cualquier tipo de trabajo, debido a que el proyecto atraviesa la suspendido de un juez federal con un juicio de nulidad y cinco amparos promovidos por ciudadanos, vecinos de Lomas Residencial, que se dicen afectados con la obra.

 

 

A lo anterior se le suma la clausura de la Procuraduría Estatal de Medio Ambiente (PMA) que hizo el sábado pasado en el predio, debido a que no se pudo presentar la documentación requerida para realizar los trabajos.

 

 

No obstante, en un recorrido que se realizó en el sitio se pudo constatar que se hicieron excavaciones con maquinaria pesada en el margen de la laguna en al menos dos puntos.

 

 

En el primero existe evidencia fotográfica de la apertura de un canal para drenar las aguas del cuerpo lagunar hacia la zona de manglares, probablemente con la intención de reducir la superficie, detalló Sergio González, vocero de la asociación civil Earth Mission.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La agrupación certificada como Comité de Vigilancia Ambiental presentó una denuncia ante la Profepa en contra de

 

Sirona por falsear información en el Manifiesto de Impacto Ambiental autorizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), durante la administración pasada.

 

 

 

En otro punto, en el cual este medio tomó fotografía, se puede observar la apertura de una brecha para permitir el ingreso de algún vehículo o embarcación hacia el cauce de la laguna.

 

 

 

“En ambos lugares nos parece que se usó ‘mano de chango’, es decir, metieron maquinaria pesada y modificaron el ecosistema de la laguna, algo que está penado en el artículo 420 bis del Código Penal”, detalló el ambientalista.

 

 

 

Relleno

 

 

 

El daño ambiental no termina ahí, en el recorrido se confirmó que se construyó un paso carretero para vehículo de carga pesada, rellenado con arena de mar diversos puntos ubicados alrededor de la laguna.

 

 

 

Sergio González, que desde enero del 2018 realiza un estudio y censo sobre la fauna silvestre en el sitio, afirmó que en un periodo de cinco meses la calidad del ecosistema presenta un grave desgaste.

 

 

 

Las zonas donde se realizó el relleno con arena muestran una erosión preocupante, que flora endémica desapareció de las áreas intervenidas por los trabajos de la empresa.

 

 

 

Pero al mismo tiempo, se pone en riesgo a unas 100 especies de fauna silvestre protegida por las leyes federales, tales como el coyote, cocodrilo moreletti, coatí, oso hormiguero, armadillo, diversas especies de serpientes, tortugas y aves migratorias.

 

 

 

 

 

Anomalías

 

 

 

En sí mismo, el Manifiesto de Impacto Ambiental presentado por el apoderado legal de Sirona Desarrollos SA. de C.V., Sergio Eduardo Morales Pérez el 23 de noviembre del 2016, presenta diversas irregularidades que fueron avaladas en su momento por la delegación federal de la Semarnat en Veracruz.

 

 

 

En donde se describe las características físicas del terreno se omite la presencia de la laguna, que es visible a varios metros de distancia por las dimensiones en las que se extiende.

 

 

 

“El área del predio se trata de un sitio que prácticamente en encuentra rodeado de desarrollos habitacionales

 

consolidados o en vías de ello.

 

 

 

“Se trata de un predio cubierto en gran parte de su superficie por pastos propios de ecosistemas costeros y relictos de selva baja características de la zona centro del estado”.

 

 

 

“La forma y topografía del sitio se trata de un predio con una vista amplia dominada casi desde cualquier punto”, dice a letra el documento, sin mencionar algún cuerpo de agua.

 

 

 

De no detenerse el proyecto Mandara, el último reducto de ecosistema virgen con un manantial natural de agua en la Riviera Veracruzana, se verá destinado a desaparecer, afirmó Sergio González.

 

Peligra selva de mangle
La construcción de por lo menos tres nuevos fraccionamientos, estaría amenazando el ecosistema ubicado en la laguna de mandinga y su selva de mangle, afirmó Alejandra Saucedo Platas, del Grupo de Monitoreos de Aves de Mandinga.
La activista y especialista en materia ambiental afirmó que se trata de desarrollos inmobiliarios que han logrado acreditar las licencias de construcción por autoridades en materia ambiental, realizando omisiones o incurriendo en inconsistencias en la documentación que han venido presentando.
“Nosotros realmente consideramos que Semarnat no está poniendo atención sobre estas zonas, realmente hace falta que se ponga atención sobre esta área y nuestra propuesta es que se considere ya como un área Natural Protegida para que dejen de permitir construcciones de fraccionamientos”, declaró.
 Saucedo Platas afirmó que el ecosistema de Mandinga ha servido para fauna silvestre desplazada, en riesgo de extinción o que se encuentra protegida por las leyes ambientales como coyote, el coatí, la iguana negra y el oso hormiguero, lo mismo que aves migratorias y endémicas.
En ese tenor, pidió a las autoridades mantener vigilancia sobre los nuevos proyectos inmobiliarios, para evitar que se incurra en mayores depredaciones al ambiente de las que ya se ejercen.

 

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Lo último

Columnas