domingo, agosto 1, 2021

Linchamientos 

Números Rojos
Brenda Caballero
“Por la situación que estamos viviendo, la misma gente se tiene que cuidar”. Fueron las palabras del alcalde de Soledad Atzompa, Armando Pérez de los Santos, ante el linchamiento de 4 personas que supuestamente querían secuestrar a maestros rurales de esa región.
Los pobladores no lo pensaron dos veces. Los retuvieron y los quemaron. Sin investigación de por medio.  Sin defensa. Tan solo por el puro dicho de los pobladores. “Y si eran inocentes?” Le preguntaron al alcalde, a lo que contestó: “Eso ya se verá”.
Además, para lavarse las manos, el alcalde afirmó que el pueblo siempre ha estado unido “y yo no los puedo detener”.
Eso es verdad, pues ante la turba enardecida, cualquiera que se atreviera a impedirlo corría el riesgo de ser linchado.
Entiendo el hartazgo de los ciudadanos ante la inseguridad que vivimos actualmente, pues todos los días hay asesinatos, levantones, robos, feminicidios, pero no concibo el linchamiento ante el riesgo de que la víctima pueda ser inocente.
En Mexico, el linchamiento es un acto que está fuera de la ley, pues nadie puede ejercer justicia por su propia mano, además de que está penado con la intención de guardar el orden público. El hacerlo implica un desafío a las autoridades que imparten justicia, pero también una crisis de autoridad alimentada por la impunidad y la corrupción.
Se imagina el caos que causaría que cualquier ciudadano sospechara de otro y se recurriera al linchamiento?
Así como estamos, hasta en las redes sociales se organizaría el movimiento para proceder posteriormente a la ejecución.
Actualmente estamos viendo cifras históricas. El año pasado se contabilizaron 246 linchamientos en el país, siendo Puebla el estado que encabeza las estadísticas.
Este año en Mexico se han dado ya varios casos. Tan sólo en este mes, en el Estado de México lincharon a un indigente por supuesto acoso a una mujer; intentaron linchar a un policía en Iztapalapa  y lincharon a un supuesto ladrón en Ecatepec. Mientras que en Soledad Atzompa, Veracruz, ayer lincharon a cuatro supuestos secuestradores y el viernes a dos más, a pesar de que Seguridad Pública afirmó que reforzaría la zona.
Parece que los que se reforzaron fueron los pobladores, pues todo indica que ya están formando una policía comunitaria, con todo y armamento, pues a dos de los linchados el día de ayer les dispararon en la cabeza.
Qué hay que hacer algo contra la delincuencia y la impunidad, contra los vacíos de seguridad y de justicia, estoy de acuerdo! Pero no un linchamiento, que lastima nuestro tejido social y que si se generaliza y se hace común, el día de mañana el Ignacio de la Llave de Veracruz se le puede cambiar por Fuente Ovejuna, señor!
@NumerosRojos_BC

Lo último

Columnas