miércoles, agosto 4, 2021

Veracruz, gobierno sin rumbo

Veracruz, gobierno sin rumbo; asesinatos, secuestros y asaltos. ¡La iglesia vuelve a poner el dedo sobre la llaga!

La iglesia católica vuelve a poner el dedo sobre la llaga. En su comunicado dominical la Arquidiócesis de Xalapa se refiere nuevamente a la situación de inseguridad e ingobernabilidad por la que atraviesa Veracruz. En ese comunicado habla de la cultura de la muerte, de los tiempos de crisis, descomposición social y un gobierno sin rumbo. Para la iglesia la violencia en la que vivimos genera asesinatos, secuestros y asaltos. Para la iglesia católica el gobierno “utiliza cifras inexistentes y genera percepción diferente. Es por ello que la iglesia solicita a sus feligreses que respondan con esperanza y con una actitud positiva. Vale señalar que la semana pasada la iglesia dedicó parte de su comunicado a las torpezas del secretario de Gobierno, quien quiso hacer muy conocedor de la homilía, pero que sólo dejó salir al ignorante que lleva dentro. El comunicado de la iglesia parece ser consecuencia de esa confrontación que Éric Patrocinio forjó con la iglesia; confrontación no sólo contra la iglesia sino contra muchos actores políticos, grupos políticos y hasta con el pueblo. Pero a Patrocinio Cisneros eso no le importa, pues mientras Veracruz es consumida por la violencia, el señor anda de paseo por su verdadera patria, Baja California; claro, los gastos cargados los pagamos los veracruzanos.

Se llena la boca Anilú Íngram al decir que no tiene 15 estancias; pero de lo que se le acusa es de beneficiarse de la corrupción

Nadie dijo que Anilú Íngram tenía 15 estancias infantiles; ¡ya qué fuera! Las diputadas de Morena señalaron una red de corrupción en estancias infantiles, una red de corrupción que tuvo a muchos beneficiarios, entre ellos a quien fuera la delegada de Desarrollo Social de Veracruz. Las diputadas de Morena han tenido accesos a la información y por ello se atrevieron a hacer pública la denuncia y a quien señalaron directamente como beneficiada de esta corrupción fue a Anilú Íngram. Entre las involucradas en esta presunta red de corrupción está la madre de Anilú, la señora Ana María Vallines, muy beneficiada por los tres últimos gobernadores priistas y la prima, a quien al parecer tienen bien investigada. Es por ello que para Anilú Íngram se le llena la boca cuando dice que ella no tiene 15 estancias infantiles; claro que no las tiene. Ya qué fuera eso. Sólo esperamos que las diputadas de Morena den a conocer las pruebas de la investigación que se está llevando a cabo, para que se deslinden responsabilidades. Cabe mencionar que la corrupción que campeó en las estancias infantiles desde la propia Sedesol trajo como consecuencia que el presupuesto para este programa que beneficia a millones de madres trabajadoras en México se redujera a la mitad. Por ello urge saber quienes son los responsables y que paguen por ello.

Enrique Cambranis, un traidor inútil; como la fábula del sapo y el escorpión, lo suyo, lo suyo es la traición

Enrique Cambranis sólo está en la política para sacar provecho de ésta. Quienes han seguido la trayectoria de este supuesto panista lo saben. Es tal como lo señala el acucioso periodista Carlos de Jesús Rodríguez: “No es un secreto, los pactos y acuerdos hechos por Enrique Cambranis con exgobernadores como Javier Duarte y Fidel Herrera Beltrán, durante sus administraciones y ahora, este último fue quien operó al 100 por ciento, la campaña a favor de MORENA en Veracruz, el pasado 1 de julio”. Es por ello que a muchos no extrañó que Cambranis haya votado junto con Morena para sacar a delante el juicio político en contra de Jorge Winckler; sin embargo, su traición fue inútil. Ni con el voto de Cambranis ni con el voto de Nora Lagunes Morena pudo alcanzar los 34 votos que requería. Algunos mal hablados dicen que Cambranis ya no contesta las llamadas que le hacen los morenos por miedo a que le pidan que regrese los 15 millones de pesos que le dieron para votar de su lado. Lo bueno es que temprano Cambranis ya demostró de qué está hecho, ya demostró que, como la fábula del sapo y el escorpión, lo suyo, lo suyo, es la traición.

Armando Ortiz                                                           [email protected]

Lo último

Columnas