Winckler, de fiscal “amigo” a “autónomo”

Bien se dice que la política es también ciencia de las circunstancias, es posible comprobarlo en la rica fuente de la vida real ligada a la vida pública, y el caso del Fiscal General en Veracruz, Jorge Winckler sirve para ilustrarlo: de Fiscal “amigo”, es decir apegado a las consignas tiradas desde las esferas cupulares del poder ejecutivo, pasó a convertirse en Fiscal “enemigo”, o “autónomo”, con el nuevo gobierno encabezado por Cuitláhuac García. Mientras durante el gobierno de Yunes Linares, las acciones de la Fiscalía se significaron por lo selectivo de sus acciones, de encarcelar a unos y dejar libre a otros de los involucrados en el fraude a Veracruz, ahora que lo “invitan” a dejar el cargo, se declara preclaro defensor de la autonomía de la institución que encabeza. La probabilidad de su “retiro” es elevada, mientras ya le quitó el sueño a más de uno; “así es esto en el negocio del abarrote”, dicen en el llano.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar