Acusan a Theresa May de intento de soborno para que diputados apoyen su acuerdo “brexit”

Redacción.- El Gobierno británico anunció este lunes que destinará 1.600 millones de libras (1.867 millones de euros) para ayudar a las ciudades más deprimidas del país, gesto por el que le han acusado de “sobornar” a los diputados de esas circunscripciones para que voten a favor de su acuerdo del “brexit”.

El “número dos” del Partido Laborista, John McDonell, afirmó hoy que ese dinero muestra la “desesperación” de un Gobierno rebajado a “sobornar” a los parlamentarios para que voten por su “perjudicial” pacto del “brexit”, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Por el contrario, el ministro de Vivienda, el conservador James Brokenshire, aseguró que los fondos son “independientes” de cuál sea finalmente el resultado del “brexit” y aclaró que se distribuirán bajo cualquier escenario.

“Estos fondos son independientes de ese resultado, aunque, obviamente, queremos que haya un acuerdo y creemos que es lo que va en el interés de nuestro país”, señaló este lunes en la cadena BBC.

Brokenshire explicó que la dotación es para “ver esas ciudades crecer” y va ligada al compromiso de la primera ministra británica, Theresa May, de “no dejar ninguna parte del Reino Unido atrás”.

El Ejecutivo “tory” (conservador) anunció que destinará a las zonas más deprimidas del Reino Unido 1.600 millones de libras (1.867 millones de euros) después del “brexit”, que se repartirán a lo largo de los próximos seis años.

La cifra se dividirá en 1.,000 millones de libras (1,166 millones de euros) asignados en función de una fórmula que analiza las necesidades de las urbes y otros 600 millones de libras (700 millones de euros) por los que las comunidades podrán pujar.

Además de las críticas por ese supuesto “soborno” a los diputados que representan estas circunscripciones deprimidas -que en su mayoría votaron por la salida de la Unión Europea (UE)- otras voces han alzado sus quejas por entender que esa cantidad no es suficiente.

Según el diputado laborista Alex Sobel, miembro de la campaña “People’s Vote” que aboga por un segundo referéndum sobre la salida del país de la UE, ese dinero es una “gota en el océano” en comparación con el coste de abandonar el bloque comunitario.

Antes del próximo 12 de marzo la Cámara de los Comunes votará de nuevo el acuerdo del “brexit” sellado con Bruselas, que fue rechazado el pasado 15 de enero por 432 votos en contra y 202 votos a favor.

Si este es de nuevo descartado, los parlamentarios se pronunciarán sobre si quieren una salida no negociada de la UE y, si ese escenario también es desechado, entonces votarán sobre si desean una prórroga.

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar